La rotura de uno de los tanques de combustible del bulkcarrier panameño “Wakashio” ha provocado una marea negra, de modo que el gobierno de Isla Mauritius ha declarado emergencia ambiental. El buque se ha hundido de popa rodeado de grandes machas de fuel y corre peligro de romperse, informan las autoridades locales.

El citado buque, propiedad de la compañía japonesa Nagashiki Shipping Co., encalló el pasado 25 de julio en lastre frente a Pointe d’Esny, en viaje de Singapur a Brasil. Aunque inicialmente se informó que se encontraba estable, la llegada de mal tiempo deterioró sus condiciones y el pasado 6 de agosto se produjo la rotura de un tanque de combustible y comenzó la historia más temida.

Fuente: www.puentedemando.com