Las autoridades españolas han capturado lo que se cree es el primer narco submarino que cruzó el Océano Atlántico.

Las fuerzas de seguridad estiman que han confiscado tres toneladas de cocaína por valor de más de 121 millones de dólares del barco de 65 pies, que fue interceptado el domingo en la región noroccidental de Galicia, España.

Dos miembros ecuatorianos de la tripulación de tres personas fueron arrestados por la policía después de hundir el barco. El tercer hombre, que es español, está huyendo.

El submarino fue rastreado mientras navegaba a través del Atlántico de Colombia a Europa – un viaje de 7.690 kilómetros o 4.778 millas náuticas.

La sofisticación del barco de 65 pies ha cogido a las autoridades desprevenidas, ya que los cárteles de la droga sudamericanos emplean métodos cada vez más descarados para entregar sus mercancías por todo el mundo.

Fuentes cercanas a la investigación dijeron que los grupos detrás de este cargamento deben ser «grandes, ya que sólo el propio submarino debe haber costado alrededor de 2,7 millones de dólares».