Royal Dutch Shell Plc planea adquirir una participación en un bloque de petróleo en un segundo acuerdo en las aguas relativamente inexploradas de Sudáfrica, meses después de que un importante descubrimiento de Total SA impulsara los prospectos de hidrocarburos del país.

Shell ha solicitado participar en una licencia propiedad de OK Energy, ubicada en aguas profundas de la costa oeste de Sudáfrica, según la Agencia de Petróleo de Sudáfrica. «En efecto, hemos recibido una solicitud que está a la espera de la aprobación ministerial», dijo el organismo regulador en respuesta a las preguntas sobre el bloque.

El gigante anglo-holandés salió de su permiso de Orange Basin hace dos años, citando un entorno de precios bajos y duraderos. También se quejó en el momento de la incertidumbre sobre las leyes de recursos en Sudáfrica. El país se comprometió recientemente a elaborar una legislación separada para el petróleo y el gas.

Shell se negó a hacer comentarios. Si el acuerdo para la licencia de OK Energy se llevara a cabo, se sumaría a la adquisición por parte de la compañía de una participación del 40% en los bloques de aguas profundas 5, 6 y 7 en el Atlántico frente a Ciudad del Cabo a Anadarko Petroleum Corp.

En febrero, Total descubrió un estimado de 1.000 millones de barriles de petróleo equivalente al este de los bloques de Anadarko, donde los océanos se encuentran en el extremo del continente. El primer hallazgo en aguas profundas de Sudáfrica fue descrito como «catalizador» para el país por la South African Oil & Gas Alliance, un grupo de presión de la industria.

Además del bloque en el que Shell está interesada, OK Energy, una pequeña empresa de petróleo y gas, también tiene una participación del 10% en otra área con Equinor ASA en la costa este de Sudáfrica.

Por: Paul Burkhardt para Bloomberg L.P.