Shell (Tankers) ha confirmado el alquiler a largo plazo de seis nuevos buques de GNL que se están construyendo en los astilleros de Corea. Shell ha firmado acuerdos para dos buques de GNL, cada uno de ellos con filiales de Knutsen LNG, Korea Line Corporation, e ICBC Financial Leasing e inversores institucionales asesorados por J.P. Morgan Asset Management.

Los buques de 174.000 metros cúbicos se construirán en Hyundai Heavy Industries y Hyundai Samho Heavy Industries con entrega a partir de mediados de 2023. Estarán equipadas con motores X-DF de doble combustible y, como se anunció la semana pasada, con sistemas de lubricación de aire de Silverstream Technologies.

«Estos barcos producirán una reducción del 60% de las emisiones de carbono en comparación con los buques de GNL de turbina de vapor de 2004», dijo Grahaeme Henderson, jefe de Shell Shipping & Maritime.

«La ambición de Shell es ser un negocio de energía de emisiones netas cero para 2050 o antes y los buques altamente eficientes como estos son una de las formas en que estamos reduciendo las emisiones en nuestras operaciones. A medida que trabajamos juntos para desarrollar nuevos combustibles de cero carbono, creemos que el GNL puede desempeñar un papel fundamental en la provisión de una cadena de suministro más limpia en este momento para los bienes y la energía que se envían alrededor del mundo todos los días».

Las nuevas contrataciones a largo plazo se suman a los ocho contratos similares firmados en 2019.