SAL Heavy Lift, con sede en Hamburgo, se ha convertido en la primera compañía naviera del mundo en equipar los buques con una nueva tecnología de inyección de hidrógeno/metanol.

Con importantes reducciones de emisiones en términos de CO2, SOx, NOx y otras partículas, la tecnología de inyección desarrollada por el fabricante alemán de aditivos para el ahorro de combustible, Fuelsave GmbH, allana el camino para que el transporte marítimo sea más ecológico y más eficiente energéticamente, según SAL Heavy Lift.

Después de más de cuatro años de pruebas y desarrollo, la nueva y avanzada solución de inyección de hidrógeno/metanol FS MARINE+ está entrando en la siguiente fase de validación, tras la cual llegará a seis buques SAL como instalación permanente.

Al inyectar dinámicamente una mezcla de hidrógeno, oxígeno, agua y metanol en partes seleccionadas de la toma de aire tanto del motor principal como de los motores auxiliares, se dice que el sistema asegura un proceso de combustión mucho más limpio y completo, lo que resulta en un menor consumo de combustible primario, además de reducir las emisiones y la contaminación del aire.

«Hemos probado un prototipo en un motor de generador de nuestra MV Annette durante más de dos años con resultados muy convincentes. El sistema FS MARINE+ no sólo logró importantes ahorros de combustible, sino también reducciones de emisiones y contaminación del aire, lo que fue verificado por terceros tanto durante las pruebas de campo como en pruebas de laboratorio», dijo Sebastian Westphal, Director Técnico de SAL Heavy Lift.

Específicamente, el generador FS MARINE+ ha demostrado hacer reducciones medias de un 10% menos de CO2, un 15% menos de SOx, un 30-80% menos de NOx y un 40% menos de emisiones de partículas.

«Con este sistema estamos impulsando la transición hacia un combustible limpio con una solución de alto impacto. Puede optimizar el consumo de energía y el impacto ambiental de forma significativa, independientemente del tipo de combustible con el que opere su embarcación. Por lo tanto, es aplicable tanto a MDO, MGO, HFO, LSFO como a LNG», comentó Marc Sima, CEO de Fuelsave.

Al invertir millones de dólares en la adaptación del sistema a los motores principales y a los motores auxiliares de los buques existentes, puede parecer que SAL está haciendo una gran apuesta financiera, pero los resultados en términos de ahorro y tiempo de amortización demuestran todo lo contrario, explicó SAL.

«Funcionamos el sistema durante dos años sin un solo incidente y obtuvimos resultados que coincidían con los números prometidos. Por lo tanto, vemos una tecnología que satisface nuestras ambiciones ecológicas al tiempo que reduce los costes operativos técnicos de los buques», señaló Jakob Christiansen, arquitecto naval y jefe del equipo de desarrollo de flotas de SAL.

El MV Trina de SAL es el primer buque que se modernizará con el sistema en el primer trimestre de 2020. Tras una exitosa integración de sistemas en MV Trina, cinco buques más seguirán, allanando el camino para un servicio de transporte más ecológico y eficiente energéticamente.