La sociedad de clasificación italiana RINA ha realizado lo que afirma ser los primeros estudios intermedios de clase reglamentarios y asociados del mundo con el uso de tecnologías a distancia en el buque granelero Cielo di Gaspesie, propiedad del d’Amico Group.

Una vez finalizado, el Registro Internacional de Buques y Empresas de Liberia (LISCR), que asistió al reconocimiento a distancia, autorizó a la RINA a certificar el Cielo di Gaspesie.

El reconocimiento incluyó una inspección del casco y la maquinaria. El buque está sujeto al programa mejorado de inspecciones establecido por el Código Internacional de la ESP; se realizaron, en consecuencia, inspecciones de cerca de los tanques de lastre y las bodegas de carga, mediante drones.

Se prevé que la reciente aprobación por el LISCR de la tecnología de inspección a distancia de RINA para los buques de pabellón liberiano será imitada pronto por otras administraciones.

Tras la finalización de la inspección, al Cielo di Gaspesie se le asignó la nueva notación de clase «REMOTO» de RINA. Esta nueva notación identifica los buques que la sociedad considera aptos para ser inspeccionados a distancia.

«La industria naviera está pasando por un cambio permanente. La emergencia del COVID-19 acaba de acelerar la ya creciente demanda de servicios a distancia de la industria. Desde el comienzo de la pandemia, la solicitud de inspecciones remotas se ha triplicado en comparación con el período anterior», dijo Paolo Moretti, CEO de RINA Services.

«Gracias a nuestra aplicación y a la tecnología de streaming en directo, no sólo se garantiza la seguridad, sino que también se optimiza el tiempo de las inspecciones». Las tecnologías remotas alcanzan un nivel de detalle que el ojo humano no puede y permite a los especialistas de RINA que asisten en tierra llevar a cabo una inspección aún más detallada del buque».

«Estamos muy contentos de haber trabajado estrechamente con RINA en este proyecto. Agradecemos a RINA su maravilloso trabajo para hacer de éste un enfoque muy completo, pero práctico, especialmente dadas las circunstancias y restricciones actuales a las que se enfrenta la industria marítima a nivel mundial», comentó Alfonso Castillero, Director de Operaciones del Registro Internacional de Buques y Empresas de Liberia (LISCR).

Las sociedades de clasificación han estado avanzando en la puesta a disposición de los armadores de los servicios de inspección y auditoría a distancia, lo que se produce en un momento en que la industria marítima se enfrenta a numerosos problemas de personal y de cadena de suministro como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La digitalización y la automatización de los procesos están adquiriendo un papel cada vez más prominente debido a su capacidad para facilitar las actividades y los procedimientos estándar, aumentando su eficiencia y permitiendo al personal mantenerse seguro y practicar medidas de distanciamiento social.

Mediante el uso de una conexión en línea o un enlace de transmisión de vídeo, un equipo de inspectores remotos puede prestar apoyo a los buques en cualquier parte del mundo con documentación, imágenes, vídeo y aportes proporcionados por los clientes y los miembros de la tripulación.

El Registro Internacional de Buques y Empresas de Liberia (LISCR) ha aprobado el uso de la tecnología de teleinspección de RINA para las inspecciones de los buques de pabellón liberiano a fin de garantizar la continuidad de las actividades.

Las sociedades de clasificación como ABS y DNV GL también han visto un aumento de la demanda de inspecciones remotas, y esta última dijo recientemente que había completado 15.000 inspecciones remotas desde su lanzamiento.