El director de La Asociación de Puertos del Atlántico (Asoportuaria), Lucas Ariza señaló que «el canal de acceso al Puerto de Barranquilla necesita un calado óptimo para seguir prestando los servicios de importación y exportación de mercancía sin molestar a nadie», luego de que Asoportuaria hiciera un llamado a concentrar el dragado en las zonas críticas para el mejoramiento del calado autorizado y no solo en un tramo de este, informó El Heraldo.

El 29 de diciembre Cormagdalena y la Dimar anunciaron la mejoría en el calado del canal de acceso, pasando de 7,3 metros a 8,5 metros, sólo hasta el kilometro 11. Basado en este anuncio, Ariza señaló que:

«tener un calado particular en Bocas de Ceniza es bueno, pero no es suficiente. En esos primeros 11 kilómetros tenemos a Monómeros y también a otras dos terminales, pero el 85% restante está luego del kilómetro 11]».

Datos entregados por la Dimar y Cormagdalena señalan que entre el kilómetro 11 y el 22 del canal de acceso, el calado autorizado es 7,3 metros para las naves de 180 metros de eslora y de 7,3 a 7,6 metros para los buques con eslora de 180 a 200 metros.

«Hoy tenemos dos niveles de calado en el puerto. Es bueno que tengamos una mejora, pero no es suficiente, hago un llamado a unificar el calado autorizado en el canal con el fin de mejorar la competitividad del puerto, que se ha visto comprometida con los niveles recientes», dijo Ariza, agregando que a la draga que actualmente realiza labores «se le pidió que atendiera ese sector», utilizando el volumen que aún le queda al actual contrato hasta que se realice una nueva licitación. «Se les pidió esto para poder darle estabilidad o unificar el calado», dijo Ariza, quien alertó que los niveles «en la Zona Franca están algo menores».

Estas condiciones del calado en el canal de acceso han golpeado la productividad del terminal marítimo.

«Lastimosamente hay buques a los que les ha tocado dejar carga en otros puertos para poder entrar. Esto afecta la productividad del parque”, continuó el alto directivo, agregando que, «esto golpea mucho a la economía no solo del puerto, sino de la ciudad. No todos los buques que van a las terminales después del kilómetro 11 tienen la capacidad para descargar».

Por su parte, Clemente Fajardo, vicepresidente de asuntos corporativos del Grupo Petromag, manifestó que:

«Barranquilla necesita un puerto con alta competitividad, por lo tanto, requiere un solo calado operativo para toda la zona portuaria, y que este calado garantice el cumplimiento de nuestros compromisos comerciales», agregando que «esta noticia solo resuelve las necesidades de un sector de los puertos usuarios del canal navegable».