La Sociedad Portuaria Puerto Caldera (SPC), en Costa Rica, destacó que durante el 2020 el puerto mantuvo su continuidad operacional pese a la pandemia y su fuerte impacto en la economía del país, lo que fue posible gracias la gestión eficiente en relación con el virus. Además, señaló que 2020 tuvo un cierre con indicadores financieros similares a los de 2019.

Respecto de la carga movilizada, SPC alcanzó los 300.020 TEUs y un volumen total de carga de 5.680.862 toneladas. En cuanto a importaciones y exportaciones, movilizó 86.480 y 79.450 contenedores, respectivamente. También se indicó que durante el 2020 se atendieron más de 524 naves.

El gerente general de SPC, Ricardo Ospina, comentó que «sin duda cualquier desafío planteado a inicios del 2020 se vio afectado por la evolución del Covid-19, pero gracias a la gestión realizada, que nos convirtió en el primer puerto de Costa Rica en contar con un protocolo de atención COVID-19, y la responsabilidad adquirida por todo el equipo de SPC de cuidarnos entre todos, pudimos mantener la continuidad de nuestras operaciones».

Sobre la importancia de modernizar Puerto Caldera, el ejecutivo reiteró que esta acción debe ser prioritaria, «las obras son indispensables para que Caldera retome su competitividad. Por esta razón, hemos manifestado abiertamente nuestro interés en participar en este proceso, porque entendemos la relevancia para el comercio exterior de Costa Rica y los efectos para la cadena logística. Seguir posponiendo estas obras, que ya deberían estar en marcha, afecta a todo el país», dijo Ospina.

Por otro lado, para SPC el 2020 estuvo marcado por la implementación de importantes proyectos tecnológicos. Entre ellos se destaca el sistema Torpedo, el que permite la configuración y parametrización del software de gestión y manejo de la información del terminal marítimo y portuario, considerando los procesos antes, durante y después en la atención de una nave. A este se suma el sistema de información denominado EAM, que consiste en llevar a cabo procesos de planificación, ejecución, control y monitoreo de las transacciones generadas, haciendo más eficiente y eficaz en sus actividades.

Para 2021 el puerto espera prontos avances en su proceso de modernización. Además, este año mantendrán acciones de prevención frente al coronavirus, junto a una concientización continua en cuanto al autocuidado y cuidado mutuo. También se plantea el retorno gradual del personal a sus oficinas, siguiendo todas las indicaciones entregadas por el Ministerio de Salud y sus procedimientos internos.