Waterfront Shipping ha realizado esta semana el primer abastecimiento de combustible de metanol de barcaza a barco en el puerto de Rotterdam.

La operación de abastecimiento de combustible tuvo lugar en la Vopak Terminal Botlek de Royal Vopak utilizando la gabarra MTS Evidence, que suministró combustible de metanol al Takaroa Sun, fletado a largo plazo por Waterfront Shipping. La operación supuso la primera vez que se utilizó una barcaza comercial para repostar un buque de metanol en el puerto marítimo más activo de Europa.

Waterfront Shipping, subsidiaria de Methanex Corporation (Methanex), opera una flota de 30 petroleros de alta mar, entre los que se encuentran 11 buques cisterna alimentados con metanol y ocho actualmente en pedido. El metanol produce hasta un 15 por ciento menos de emisiones de carbono durante la combustión que el fuel tradicional y cumple con el Anexo VI de MARPOL en cuanto a emisiones de SOx, partículas y NOx de nivel III. Cuando se produce a partir de fuentes renovables, el metanol puede ofrecer una vía para cumplir la futura normativa sobre emisiones.

«Waterfront Shipping lleva más de cinco años operando con buques alimentados con metanol, acumulando más de 100.000 horas de operación combinadas, y ha estado abasteciendo de metanol a sus buques de doble combustible a través de tuberías de carga en tierra cerca de las instalaciones de producción de Methanex», dijo Paul Hexter, Presidente de Waterfront Shipping. «Cuando se siguen las medidas de seguridad adecuadas, sabemos que el metanol es seguro de transportar, almacenar, manipular y abastecer con procedimientos similares a los de los combustibles convencionales. La demostración de bunkering de metanol de hoy es un paso más para ayudar a la industria naval en su viaje para reducir las emisiones.»

Como combustible marítimo, el metanol está disponible en cerca de 90 de los 100 mayores puertos del mundo y cumple las estrictas normativas de la OMI sobre emisiones relacionadas con los óxidos de azufre (SOx), los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas.

«Cada vez escuchamos más a los operadores de buques que quieren conocer sus opciones para reducir sus emisiones y quieren un camino sencillo para cumplir con la OMI», dice Andre Nieman, director general de TankMatch, que opera la barcaza de búnker utilizada en la operación. «El abastecimiento de combustible con metanol requiere un nivel de evaluación de riesgos y de gestión de la seguridad similar al de otros combustibles convencionales, y este proceso nos pareció sencillo de gestionar y ejecutar».