La carga que circula por el puerto de Long Beach, donde las terminales marítimas están abiertas y siguen funcionando como instalaciones esenciales, mientras que la ciudad, el condado y el estado han ordenado a los residentes que permanezcan seguros en sus hogares durante la crisis sanitaria.

Si bien se han cancelado algunas salidas, las visitas regulares de los buques y los turnos de trabajo programados continúan en el segundo puerto marítimo más concurrido de la nación.

El puerto y su Grupo de Operaciones para la Recuperación de Negocios están trabajando para facilitar el movimiento de mercancías, abordando los problemas a medida que van surgiendo.

Además de las operaciones regulares de carga, los transportistas marítimos, los operadores de terminales y los trabajadores portuarios se están asociando para ayudar a trasladar las exportaciones y los contenedores vacíos fuera de los muelles y enviarlos al extranjero. De ese modo se libera una valiosa capacidad en la cadena de suministro. El 7 de abril, el MSC Mia; uno de los mayores buques portacontenedores del mundo con una capacidad de 23.756 TEU, llegó a la TTI en el muelle T para recoger las exportaciones y los contenedores vacíos.

El Puerto de Long Beach está abierto al negocio y esperamos que las operaciones continúen con normalidad, con las medidas de protección de la salud establecidas por las autoridades federales, estatales y locales.

Mientras el puerto se centra en el bienestar de la fuerza de trabajo, todos los interesados están trabajando diligentemente para asegurar que las operaciones de carga continúen, manteniendo un eslabón vital en la cadena de suministro para asegurar que los bienes cotidianos sigan estando disponibles para los estadounidenses.

El Puerto de Long Beach sigue abogando a todos los niveles de gobierno por que los puertos y la cadena de suministro más amplia sigan funcionando.

La Administración del Puerto, el Centro de Mando y Control Conjunto de Seguridad y la Instalación de Mantenimiento permanecen cerrados al público hasta nuevo aviso. Sin embargo, continúan las funciones normales del puerto. Los funcionarios están trabajando y seguirán facilitando las operaciones de carga.

El Puerto también está colaborando con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Long Beach, apoyando las comunicaciones y planificando los esfuerzos para la respuesta del Departamento de Salud. Los funcionarios sanitarios locales están dirigiendo esfuerzos muy eficaces para comunicarse con el público y asegurar una vigilancia continua.