Por David Alire García (Reuters) – Pocos días después de que se hiciera viral el vídeo de un enorme incendio en la superficie del océano cerca de una plataforma petrolífera de Pemex en el Golfo de México, la compañía petrolera nacional mexicana ha declarado que se evitaron los daños medioambientales gracias a la rápida actuación de sus trabajadores.

El incendio del 2 de julio, captado en vídeo aparentemente desde un helicóptero cercano, mostraba llamas de color naranja brillante que salían del agua mientras el fuego hacía estragos a poca distancia de la plataforma petrolífera. Pemex ha dicho previamente que tardó más de cinco horas en extinguir completamente el fuego.

«No se produjo ningún derrame de petróleo y la acción inmediata llevada a cabo para controlar el incendio en la superficie evitó daños medioambientales», dijo la empresa en un comunicado el lunes.

El comunicado añadía que el incendio fue provocado por una tormenta eléctrica que encendió una fuga de gas procedente de una tubería submarina reventada.

El incendio desencadenó una tormenta de críticas durante el fin de semana, incluyendo publicaciones en las redes sociales de la activista climática Greta Thunberg y del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, entre muchos otros.

El incendio tuvo lugar en el campo petrolífero de mayor producción en alta mar operado por Pemex, que tiene un largo historial de accidentes industriales graves en sus instalaciones.

Gusatvo Alanis, miembro de la junta directiva del centro de derecho ambiental mexicano CEMDA, dijo a Reuters que cree que es demasiado pronto para concluir que el incendio no causó ningún daño ambiental.

Pemex debe comprometerse a elaborar un «estudio detallado del impacto (ambiental) causado por el incendio», así como un plan para reparar los daños, según una declaración emitida el lunes y firmada por más de dos docenas de grupos ecologistas, entre ellos Greenpeace y CEMDA.

En su comunicado, la empresa estatal Pemex sólo se comprometió a investigar la causa de la fuga de gas del gasoducto.