Chidori Ship Holding LLC como propietario y NYK Shipmanagement como operador del portacontenedores «ONE Apus» confirmaron que la nave que sufrió el desencajamiento de gran parte de su carga mientras navegaba rumbo al puerto de Long Beach, transportaba en total 64 contenedores con carga peligrosas entre las 1.816 unidades perdidas por la borda después de que el buque atravesara una zona mal tiempo el pasado lunes 30 de noviembre.

54 de los contenedores con carga peligrosa transportaban fuegos artificiales, mientras que otros ocho contienen baterías y dos contienen etanol líquido. Se envió una notificación al Joint Rescue Coordination Centre (JRCC) en Honolulú y Guam con advertencias de navegación marítima emitidas posteriormente. ONE informó que sigue en contacto con el contacto con el JRCC en Honolulú, que ha informado de que «no se ha avistado» ningún contenedor hasta ahora».

El buque se dirige cautelosamente al puerto de Kobe, Japón, con un ETB de 1200LT el 8 de diciembre, sujeto a que todas las operaciones procedan según lo previsto. La prioridad sigue siendo llevar el buque y la tripulación a salvo al puerto. Una vez atracado, se espera que tome algún tiempo para descargar los contenedores desalojados que permanecen a bordo. Luego, se hará una evaluación minuciosa del número y tipo exacto de contenedores que se han perdido o dañado.

La línea naviera añadió que una vez que el «ONE Apus «esté en puerto y se considere seguro, se llevará a cabo una investigación completa de este incidente junto con el Registro de Abanderamiento y las autoridades marítimas pertinentes.