El viernes, la Oficina de Estudios Costeros de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos anunció planes para eliminar gradualmente la producción de todas las cartas náuticas tradicionales de papel.

Durante los próximos cinco años, la NOAA dice que planea hacer la transición a los productos de la carta electrónica (ENC) con el objetivo de mejorar la consistencia de los datos y proporcionar una cobertura de ENC a mayor escala. Este proceso incluye la sustitución de 1.200 células ENC irregulares en 130 escalas diferentes por un sistema de cuadrícula estandarizada y un conjunto de 12 escalas estándar. Se espera que mejore significativamente el nivel de detalle y coherencia de las ENCs de la NOAA.

A medida que reoriente sus esfuerzos hacia los productos electrónicos, la NOAA cerrará gradualmente los servicios asociados con las cartas de papel tradicionales, incluyendo las cartas de tamaño completo en formato PDF, las cartas de papel impresas bajo demanda y las cartas raster de la NOAA (RNC). La eliminación comenzará a mediados o finales de 2020 y se completará en enero de 2025.

La NOAA seguirá proporcionando acceso a productos de cartas de papel basados en datos ENC, ya sea a través de proveedores externos o a través del sistema de cartas personalizadas de la NOAA (ahora en fase de prototipo). La aplicación en línea NOAA Custom Chart (NCC) permite a los usuarios crear sus propias cartas de papel con datos ENC de NOAA. El usuario puede definir la escala y el tamaño de las cartas náuticas hechas a medida, y luego descargarlas en un formato PDF especial.

La eliminación gradual de los productos de papel tradicionales refleja las tendencias más amplias de la industria. La OMI exige ahora que todos los grandes buques comerciales que realizan viajes internacionales utilicen cartas electrónicas. En 2016, la Guardia Costera de los Estados Unidos comenzó a permitir que los buques comerciales en viajes nacionales utilizaran ENCs en lugar de cartas de papel. Los productos electrónicos también son cada vez más populares entre los usuarios recreativos.

Es, sin embargo, una ruptura con la tradición. La Oficina de Estudios Costeros de la NOAA ha producido cartas de papel tradicionales durante casi 200 años, y estos productos han sido la principal fuente de información de navegación para generaciones de marinos estadounidenses.