DUBAI, 30 de julio (Reuters) – Dos miembros de la tripulación, un británico y un rumano, murieron cuando un petrolero gestionado por Zodiac Maritime, de propiedad israelí, fue atacado el jueves frente a la costa de Omán, dijo la compañía el viernes.

Zodiac, con sede en Londres, dijo en su página web que el ataque en el Mar de Arabia al Mercer Street, un buque de bandera liberiana y propiedad japonesa, todavía se estaba investigando.

Anteriormente, el viernes, había descrito el incidente como una sospecha de piratería, pero la United Kingdom Maritime Trade Operations (UKMTO), que proporciona información sobre seguridad marítima, dice que no fue piratería.

«Todavía se están estableciendo los detalles del incidente y se está llevando a cabo una investigación sobre el mismo. Seguimos colaborando estrechamente con la UKMTO y otras autoridades competentes», declaró Zodiac, que es propiedad de la acaudalada familia israelí Ofer.

Dijo que «no tenía constancia de que ningún otro miembro del personal hubiera sufrido daños», aparte de los tripulantes británicos y rumanos que murieron.

La UKMTO dijo que el buque se encontraba a unas 152 millas náuticas (280 km) al noreste del puerto omaní de Duqm cuando fue atacado. No dio más detalles sobre el tipo de buque, la carga, a quién pertenecía o sobre las posibles víctimas.

Zodiac dijo que el buque estaba ahora navegando bajo el control de su tripulación y por sus propios medios hacia un lugar seguro con una escolta naval estadounidense.

En una nota de aviso, la UKMTO dijo que había sido informada de que las autoridades regionales de búsqueda y rescate y las fuerzas de la coalición han sido encargadas de asistir al buque.

Según el rastreo de buques de Refinitiv, el Mercer Street, un petrolero de tamaño medio, se dirigía a Fujairah, un puerto de aprovisionamiento y terminal petrolera de los Emiratos Árabes Unidos, desde Dar es Salaam, en Tanzania.

Las tensiones han aumentado en la región del Golfo desde que Estados Unidos volvió a imponer sanciones a Irán en 2018 después de que el entonces presidente Donald Trump retirara a Washington del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las principales potencias.

Washington ha culpado a Irán de una serie de ataques a la navegación en aguas estratégicas del Golfo, incluyendo a cuatro buques, entre ellos dos petroleros saudíes, en mayo de 2019. Irán se distanció de esos ataques.

En los últimos meses, Irán e Israel han intercambiado acusaciones de atacar los buques del otro.