La naviera japonesa Mitsui O.S.K. Lines adquirirá por 145 millones de dólares una participación del 40 por ciento en la filial de Methanex, Waterfront Shipping (WFS), con sede en Vancouver, que opera la mayor flota de metaneros del mundo.

La flota de Waterfront Shipping se compone de 30 buques cisterna de alta mar de entre 3.000 y 50.000 toneladas de peso muerto, entre los que se encuentran once buques de doble combustible propulsados por metanol y otros ocho propulsados por metanol que están en fase de pedido.

Methanex es, de hecho, el principal productor mundial de metanol y WSF ha estado operando buques cisterna de doble combustible impulsados por metanol desde 2016.

«Nos complace ampliar nuestra relación con MOL, una compañía naviera líder en el mundo, lo que permitirá a Waterfront Shipping mejorar sus capacidades aprovechando la amplia experiencia naviera global de MOL», dijo John Floren, Presidente y CEO de Methanex. «Hemos trabajado con MOL durante más de 30 años en el transporte marítimo de metanol desde la época de Cape Horn Methanol Ltd., predecesora de las operaciones de Methanex en Chile, y estamos seguros de que nuestra nueva relación estratégica ayudará a desarrollar el mercado del metanol como combustible marino de bajas emisiones.»

El metanol es uno de los productos químicos más comercializados del mundo y está disponible en la mayoría de los principales puertos del mundo.

Como combustible marino, el metanol puede reducir los óxidos de azufre (SOx) hasta un 99%, las emisiones de partículas (PM) hasta un 95% y los óxidos de nitrógeno (NOx) hasta un 80% en comparación con los combustibles marinos convencionales, al tiempo que reduce las emisiones de CO2 durante la combustión hasta un 15%. El metanol producido a partir de fuentes renovables puede reducir aún más las emisiones de CO2 hasta en un 95% en comparación con los combustibles marinos convencionales, lo que ofrece una vía para cumplir los objetivos de descarbonización de la Organización Marítima Internacional (OMI) sin necesidad de realizar más inversiones ni de resolver problemas de compatibilidad con la actual tecnología de motores de doble combustible.

Según Methanex, la infraestructura existente de abastecimiento de combustible marino tradicional puede convertirse fácilmente para utilizar metanol, lo que contribuye a aumentar la demanda mundial de este combustible.

A través de la transacción, Methanex, WFS y MOL también establecerán una asociación estratégica, que permitirá a Methanex y WFS beneficiarse de la amplia experiencia marítima de MOL para fortalecer aún más sus operaciones y capacidades de transporte. Paul Hexter seguirá siendo el presidente de WFS y las operaciones diarias de la compañía no sufrirán cambios.

«MOL se complace en asociarse y profundizar nuestra larga relación con Methanex, el líder de la industria del metanol», dijo Takeshi Hashimoto, Presidente de MOL. «Esta transacción es coherente con la Visión Medioambiental 2.1. de MOL, que considera nuestra participación activa en los buques que utilizan metanol como una de las medidas para adoptar combustibles alternativos limpios».