El constructor naval finlandés Meyer Turku ha vuelto a retrasar la entrega del primer barco de Costa Cruises propulsado por GNL.

La compañía explicó que las 180.000 toneladas brutas de la Costa Esmeralda se retrasarían «debido a la alta complejidad y al gran tamaño del proyecto del buque».

Según la última actualización, está previsto que la Costa Esmeralda entre en funcionamiento el 21 de diciembre, navegando desde Savona.

El retraso anterior se reveló en septiembre cuando Meyer Turku dijo que la unidad propulsada por GNL se entregaría a mediados de noviembre, un mes después de la fecha de entrega prevista en octubre.

En aquel momento, el constructor dijo que «la complejidad y sofisticación del buque es muy alta», y añadió que, por lo tanto, optó por una velocidad de avance más lenta de lo necesario, a pesar de las contramedidas.