Tres semanas después del anuncio de un acuerdo de abastecimiento de etanol en Europa, A.P. Moller – Maersk invierte en WasteFuel, con sede en California, una empresa emergente centrada en la conversión de residuos en combustible de aviación sostenible, bioetanol verde y gas natural renovable. Esta inversión se realiza a través de Maersk Growth, el brazo corporativo de A.P. Moller – Maersk.

La inversión de Maersk permitirá a WasteFuel desarrollar biorrefinerías que utilicen las tecnologías más eficaces disponibles para producir combustibles sostenibles a partir de residuos irrecuperables que, de otro modo, se degradarían y liberarían metano y otras emisiones nocivas a la atmósfera.

Maersk confía en que el bioetanol verde es uno de los combustibles prometedores del futuro, ya que puede ampliarse y desempeñar un papel importante en la descarbonización de las cadenas de suministro en los próximos 10-15 años. Para cada materia prima y proyecto, evaluamos su sostenibilidad, así como la reducción de emisiones, utilizando el análisis del ciclo de vida que incluye todos los gases de efecto invernadero.

Sabemos que el abastecimiento de una cantidad adecuada de combustible verde para nuestros buques de metanol será un gran desafío, ya que requiere un aumento significativo de la producción a nivel mundial. La colaboración y las asociaciones son fundamentales para aumentar la producción y la distribución de combustibles sostenibles, y esperamos hacer exactamente eso con WasteFuel; explorar posibles soluciones ecológicas en el futuro, no sólo para nuestros buques, sino también para las actividades de aviación y transporte de Maersk.

WasteFuel también está desarrollando proyectos en Asia y América, incluida una biorrefinería en Manila (Filipinas) para producir combustibles bajos en carbono. La empresa ha anunciado un acuerdo de compra con NetJets, la mayor compañía de aviones privados del mundo, propiedad de Berkshire Hathaway.

WasteFuel se lanzó para resolver dos problemas: la crisis de los residuos que afecta a la vida de millones de personas en todo el mundo y la creciente demanda de combustibles bajos en carbono que puedan reducir las emisiones totales. Estamos orgullosos de habernos asociado con Maersk para inaugurar una era de transporte marítimo más respetuoso con el medio ambiente. Nuestro objetivo es que WasteFuel reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida en un 90% en comparación con los combustibles fósiles.


Con la inversión, Morten Bo Christiansen, vicepresidente y director de descarbonización de A.P. Moller – Maersk, se incorpora al consejo de administración de WasteFuel.

Las cadenas de suministro mundiales pueden y deben descarbonizarse para 2050. La colaboración y las inversiones en proyectos innovadores son una de las vías más importantes para alcanzar una cadena de valor de combustible neutra en carbono.