El Maersk Essen llegó esta semana a un fondeadero del puerto mexicano de Lázaro Cárdenas tras perder unos 750 contenedores por la borda mientras navegaba por el Océano Pacífico a principios de este mes.

La empresa de gestión de siniestros WK Webster confirmó que el buque llegó a última hora del 26 de enero. La empresa también pudo obtener algunas imágenes del buque, lo que nos permitió echar un primer vistazo a la magnitud de la pérdida de carga, aunque se vio obligada a retirar el vídeo poco después de publicarlo, al parecer a petición de Maersk por una reclamación de marca.

El vídeo mostraba el derrumbe de varias bahías de contenedores en la cubierta del Maersk Essen, aunque no en la medida del incidente del ONE Apus a finales del año pasado.

El Maersk Essen viajaba de China a Los Ángeles, California, cuando perdió unos 750 contenedores por la borda durante el mal tiempo del 16 de enero. En un principio, el buque tenía previsto continuar su viaje a Los Ángeles, pero posteriormente se desvió a Lázaro Cárdenas (México), donde se espera que se lleven a cabo las operaciones de carga, probablemente una decisión tomada en función del espacio de atraque disponible y de la congestión existente en los puertos de la costa oeste de Estados Unidos, según WK Webster.

Se informa de que todos los miembros de la tripulación están a salvo.

«Se entiende que el buque no podrá atracar hasta el 30 de enero, momento en el que podrán comenzar las operaciones de carga. Se espera que estas operaciones tarden varias semanas en completarse dada la complejidad y los peligros que conllevan», dijo WK Webster en su actualización.

El incidente del Maersk Essen es el último de al menos cuatro incidentes significativos de pérdida de contenedores que han tenido lugar en el comercio transpacífico desde principios de noviembre, subrayado por la pérdida de casi 2.000 contenedores del ONE Apus el 30 de noviembre.

«Consideramos que se trata de una situación muy grave que se investigará con prontitud y a fondo», dijo Maersk en un comunicado anterior en relación con el accidente. «La seguridad de las operaciones y del buque es nuestra máxima prioridad y tomaremos las medidas necesarias para minimizar el riesgo de que se produzcan incidentes similares en el futuro».

El Maersk Essen es un portacontenedores de 13.100 TEU de capacidad construido en 2010 y registrado en Dinamarca. Es operado por Maersk en el servicio TP6 que conecta Asia y la Costa Oeste de Estados Unidos con escalas en Cai Mep (Vietnam, Kwai Chung (Hong Kong), Yantian (China), Xiamen (China) y Los Ángeles (Estados Unidos).