La pandemia COVID-19 y el entorno de precios más bajos del petróleo están afectando a la actividad de perforación en alta mar. Algunas licitaciones y proyectos se están retrasando o cancelando, lo que afecta negativamente a las perspectivas comerciales.

A la luz de las actuales perspectivas comerciales, Maersk Drilling tiene la intención de agrupar varias de las plataformas de perforación del Mar del Norte de la compañía. Como consecuencia, Maersk Drilling propone reducir el número de tripulantes en alta mar y ha tomado medidas para iniciar consultas con los sindicatos y los representantes de los empleados sobre los despidos en el grupo de tripulantes de la empresa en Dinamarca, Noruega y el Reino Unido.

«Aunque es una práctica habitual en nuestra industria ajustar nuestra fuerza de trabajo a los niveles de actividad, nunca se siente bien decir adiós a los buenos colegas, especialmente cuando tantos han caminado la milla extra para mantener las operaciones en funcionamiento en estas circunstancias tan difíciles. Sin embargo, es nuestra responsabilidad salvaguardar nuestro negocio y ahora estamos tomando medidas para mantener la competitividad en el desafiante entorno del mercado», dice el CEO Jørn Madsen.

Maersk Drilling espera que las consultas den lugar a un total de 300 despidos en la tripulación del Mar del Norte. Los procesos de consulta individual seguirán diferentes plazos en cumplimiento de las regulaciones locales en Dinamarca, Noruega y el Reino Unido.