Se advierte a las navieras que los precios de las operaciones de reparación de barcos podrían duplicarse en los próximos meses, ya que se está llevando a cabo un enorme trabajo atrasado y se están reduciendo las restricciones de cierre.

Los datos de la plataforma de los astilleros con sede en Hamburgo, Trusteddocks, muestran que la demanda de reparación de barcos se disparará en la segunda mitad del año a medida que se pongan en marcha los trabajos en diques retrasados.

«Nuestro Índice de Reparación de Barcos predice un mercado muy competitivo una vez que las actividades se reanuden por completo», dijo Carsten Bullemer, fundador y CEO de Trusteddocks.

«La demanda de atrasos ha resultado de la dramática caída de las actividades de los astilleros en la primera mitad del año, y esto causará escasez de capacidad en los próximos meses».

El índice, que se actualiza semanalmente, mide la actividad de los principales talleres de reparación del mundo. Al 28 de junio, había bajado un 22% comparado con el mismo período en 2019.

Bullemer dijo que espera dificultades, especialmente en el área de renovación de clases y de la renovación de los depuradores.

«Muchas naves necesitarán ahora ser atracadas, y no se necesita una bola de cristal para prever que, en resumidas cuentas, los precios de los astilleros sólo pueden subir», dijo Bullemer.

Cuando fue presionado para estimar cuánto aumentarían los precios para el resto del año, Bullemer predijo entre el 50 y el 100%.