A medida que la pandemia de COVID-19 amplifica la aceleración de los modelos de negocios digitales, Lloyd’s ha expresado su preocupación de que los activos intangibles se conviertan en un importante punto ciego para las empresas que no los tengan en cuenta en sus modelos de riesgo.

El último informe de Lloyd’s, publicado en colaboración con KPMG, insta a las empresas a centrarse en el nuevo panorama de riesgos que se ha desarrollado en medio de la pandemia y recuerda a la industria que debe proteger los activos intangibles.

«Como industria necesitamos reconocer que el mundo ha cambiado y adaptarnos a cómo se ve ahora. El COVID-19 ha cambiado el panorama de riesgos, exponiendo a las empresas a nuevos riesgos y alentando a las empresas a pensar en cómo operan ahora», dijo el Dr. Trevor Maynard, jefe de innovación de Lloyd’s.

«Si bien ya existe una gama de productos de seguros para ayudar a las organizaciones a gestionar sus riesgos relacionados con la reputación, el capital humano y la propiedad intelectual, es importante que en Lloyd’s colaboremos con el mercado para innovar y crear nuevos productos que ayuden a los clientes a mitigar los riesgos y a protegerse de futuras amenazas».

El socio de KMPG, Paul Merrey, dijo que muchas compañías aún no están preparadas para lidiar con el nuevo panorama de riesgos que ha evolucionado a partir de la pandemia.

«Aunque los activos físicos siguen siendo un foco, el reconocimiento de lo que son los activos intangibles y cuánto representan el valor de una empresa puede ser un duro despertar para algunas organizaciones», dijo.

«Las organizaciones de todas las industrias deben ser proactivas en la búsqueda de nuevas formas de mejorar sus prácticas comerciales para proteger estos activos, y esto requerirá una nueva forma de pensar y actuar».