Lloyds of London se ha comprometido a pagar una indemnización a las comunidades negras, asiáticas y de minorías étnicas (BAME) después de que su rol en la trata de esclavos fuera destacado en una base de datos académica. La base de datos reveló que Simon Frasier, miembro fundador y suscriptor de Lloyd’s, recibió casi 400.000 libras esterlinas (ajustadas a la moneda actual) por liberar una finca en Dominica.

Junto con la cadena de pubs Greene King, Lloyd’s se ha disculpado por el papel que históricamente desempeñó en el comercio de esclavos y ha prometido proporcionar apoyo financiero a organizaciones de beneficencia y organizaciones que promueven la oportunidad y la inclusión de los grupos étnicos BAME. Estos pagos marcan la primera vez que la controversia sobre la participación del Reino Unido en el pasado con la esclavitud ha impactado al sector corporativo.

Un portavoz de Lloyd’s le dijo a The Telegraph: «Lamentamos el papel desempeñado por el mercado de Lloyd’s en el comercio de esclavos de los siglos XVIII y XIX. Este fue un período terrible y vergonzoso de la historia inglesa, así como de la nuestra, y condenamos la injusticia indefendible que ocurrió durante este período».

Hablando con la BBC, la Dra. Katie Donninton, profesora titular de historia de la Universidad de Londres South Bank, señaló que es un paso importante para las empresas que tienen vínculos históricos con la esclavitud iniciar el proceso de reconocimiento del pasado. Acogió con beneplácito el compromiso de Lloyd’s, pero dijo que la oferta de inversión en organizaciones benéficas BAME debe ser examinada para discernir cuánto se invertirá y quién recibirá el dinero.

«Esta es una historia específica de la comunidad negra», dijo, «y dirigir formas de justicia reparadora hacia los grupos descendientes debe ser la prioridad».