La Autoridad del Canal de Suez (SCA) va a perder más de 10 millones de dólares en ingresos de las líneas de contenedores que dirigen los buques a través del Cabo de Buena Esperanza en lugar de su vía fluvial.

Según una nueva investigación de Alphaliner, «el número de buques portacontenedores que han optado por utilizar la ruta del Cabo y evitar el Canal de Suez ha alcanzado un máximo histórico en tiempos de paz», incluyendo al menos 20 travesías en las rutas Asia-Europa, Europa-Asia y la costa Este de América del Norte-Asia.

«Una combinación única de un excedente de tonelaje de contenedores y los precios de los búnkeres ha impulsado cada vez más a los transportistas marítimos a evitar el canal, y por ende sus tarifas», señaló el analista.

«De manera bastante inusual, incluso tres viajes de cabotaje entre Asia y Europa en dirección Oeste han optado por la ruta del Cabo, todos ellos operados por CMA CGM.

«Los transportistas muy rara vez eligen esta ruta más larga para el transporte de carga en el tiempo, pero el bajo precio del combustible y la falta de demanda en los mercados europeos, afectados por los cierres del Covid-19, han hecho repentinamente viables estos movimientos», añadió.

Además de las tres navegaciones en dirección Oeste de la Ocean Alliance, dos en el servicio FAL3 y uno en el FAL1, Alphaliner rastreó nueve navegaciones de retroceso entre Europa y Asia y ocho en la costa Este de América del Norte y Asia evitando Suez con buques operados por Evergreen, MSC, ONE y Cosco.

Las tarifas del Canal de Suez varían según el tamaño del buque, su ruta, el número de contenedores transportados y la proporción de cajas cargadas, pero como regla general, un buque portacontenedores de 20.000 TEU completamente cargado en un viaje de ida y vuelta entre Asia y Europa podría esperar pagar alrededor de 700.000 dólares en concepto de derechos de tránsito.

La diferencia de distancia entre las dos rutas es de unos 3.500 km en la navegación Singapur-Rotterdam.

En respuesta a estas medidas, la SAC ha anunciado recortes en las tasas de tránsito, que varían desde alrededor del 17% para los buques que participan en el comercio europeo, hasta el 60%-75% para los buques que regresan a Asia desde la costa oriental de América del Norte.

Fuente: www.theloadstar.com