Las líneas de contenedores están aplicando recargos en las rutas de retorno a Asia, al igual que los viajes en vacío desde China en las rutas principales, debido a que el impacto del coronavirus está reduciendo la capacidad de importación de la región.

Según los analistas de SeaIntelligence, el número de viajes en blanco en las rutas Asia-Europa y transpacíficas ha aumentado a 47, frente a los 31 de la semana anterior, sin contar los viajes a esas rutas que ya se habían aplazado debido al impacto estacional de las fiestas de Año Nuevo chino.

«Como se predijo hace una semana, habrá un claro efecto dominó de la gran cantidad de viajes en blanco adicionales, ya que esto inevitablemente reducirá la capacidad de transporte a lo largo de la línea, sin mencionar el impacto de la interrupción de la capacidad de los transportistas para gestionar eficazmente su reposicionamiento en vacío», dijo SeaIntel.