Nigeria ha enviado una lancha patrullera con un destacamento de fuerzas especiales para tratar de resolver una situación de rehenes en el vecino Benin.

Ayer el portacontenedores de pabellón portugués Tommi Ritscher fue abordado por piratas en el fondeadero de Cotonú, en Benin, con 11 tripulantes que llegaron a la ciudadela del buque y otros ocho tomados como rehenes a bordo.

La consultora de seguridad Dryad Global informa de que una lancha rápida se acercó al barco propiedad de Transeste Schiffaht con los piratas y luego lo abordaron. Sin embargo, un buque de patrulla naval cercano vio la lancha rápida, que luego huyó, dejando a los piratas en el buque con rehenes en un tenso enfrentamiento.

Actualmente hay dos buques de guerra en el lugar.