En respuesta al impacto de la pandemia de coronavirus en la gente de mar, DNV ha dado instrucciones a sus auditores de gestión de la seguridad para que aborden específicamente la salud, el trabajo y las condiciones de vida de la gente de mar en sus auditorías de 2021.

«La pandemia ha dificultado en muchos casos la repatriación de la tripulación, planteando desafíos a la salud mental de los marinos que trabajan y viven en espacios relativamente confinados durante períodos prolongados», dijo Georg Smefjell, Jefe de Servicios de Sistemas de Gestión Marítima (MMS) de DNV Maritime. «Con el apoyo de expertos de toda DNV, hemos establecido un protocolo de auditoría independiente que aborda los retos de la salud y el bienestar de la tripulación».

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha observado con «profunda preocupación» que cientos de miles de marinos han prolongado sus turnos de trabajo originales mucho más allá del máximo recomendado. La OIT reconoce el «inmenso riesgo» que el aumento de la fatiga representa para la salud física y mental de cada uno de los marinos y para la seguridad de la navegación, la seguridad y la protección del medio ambiente marino.

«Toda la cadena de valor del transporte marítimo tiene su papel en el apoyo a la situación actual de los marinos», dijo Knut Ørbeck-Nilssen, director general de DNV Maritime. «La seguridad en el mar está en el centro de todo lo que hace DNV y la salud y el bienestar de la tripulación son vitales para mantener las normas de seguridad. Creemos que aumentar nuestro enfoque en los riesgos asociados con la fatiga de la gente de mar en nuestras auditorías de gestión de la seguridad ayudará a apoyar las operaciones más seguras en el mar.»

El nuevo protocolo de auditoría de DNV se basa en el Código Internacional de Gestión de la Seguridad (ISM) y en el Convenio sobre el Trabajo Marítimo (MLC) de 2006. El objetivo general de estas normas es garantizar la seguridad en el mar exigiendo a las empresas que proporcionen, entre otras cosas, un entorno de trabajo seguro mediante la evaluación de todos los riesgos identificados para los buques y el personal y el establecimiento de las salvaguardias adecuadas.

Según Smefjell, centrarse en los objetivos ISM pertinentes y aplicar las salvaguardias apropiadas para los riesgos relacionados con la pandemia permitirá a los titulares del Documento de Conformidad (DOC) de DNV afrontar mejor los retos actuales.

DNV ha renovado recientemente sus auditorías de SGM en torno al concepto de adecuación al propósito, en el que los auditores evalúan la eficacia de los sistemas de gestión para cumplir los objetivos del cliente y de la normativa basándose en el análisis del rendimiento y las necesidades del cliente.

«Nuestro servicio personalizado de gestión de la seguridad ayudará a nuestros titulares de DOC a hacer frente a los riesgos para la gente de mar asociados a la pandemia y a tomar medidas proactivas para paliarlos», dijo Smefjell. «La salud y el bienestar de la gente de mar son de interés no sólo por la necesidad de prevenir la propagación y las consecuencias de Covid-19 y cumplir con las normas de la industria, sino también porque es clave para que las empresas cumplan sus objetivos y metas de operaciones seguras y eficaces.»