La Fuerza de Policía de Singapur ha abierto una investigación sobre el declive y la quiebra de Hin Leong Trading, un enorme comerciante de petróleo, que debe a 23 bancos un total de 3.850 millones de dólares y ha admitido haber cubierto pérdidas de 800 millones de dólares durante varios años.

Hin Leong y su brazo naviero Ocean Tankers han solicitado protección judicial en Singapur, mientras que su división de abastecimiento de combustible ha dejado de vender petróleo a muchos clientes en lo que es el mayor colapso corporativo en la república del sudeste asiático en años.

Se especula cada vez más en Singapur que Hin Leong, fundada en 1963 por el magnate chino OK Lim, podría ser rescatada por el gigante chino de la industria energética, Sinopec.