La recién estrenada línea de cruceros Virgin Voyages ha reprogramado un evento previsto en la ciudad de Nueva York. El primer barco de Virgin, Scarlet Lady, saldrá de Nueva York y se dirigirá a su puerto de origen, Miami.

La declaración de Virgin Voyages no mencionó qué titulares provocaron el cambio, pero el lunes, el gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo y el alcalde de Nueva York Bill de Blasio anunciaron que el coronavirus de Wuhan (COVID-19) afectará a la ciudad de Nueva York. El alcance del efecto está por verse: hasta ahora sólo se ha confirmado un caso en Nueva York, y los expertos creen que el impacto puede ser controlado. «No se va a eliminar la propagación, pero se puede limitar la propagación», dijo el gobernador Cuomo.

El alcalde de Blasio instó a los ciudadanos a mantener la calma y a tomar medidas sanitarias básicas. «Por ahora, este es un momento para estar alerta y tomar precauciones de sentido común. Lávese las manos y cúbrase la boca si tose o estornuda», aconsejó.

Virgin ha optado por reprogramar su llamada de preestreno en Nueva York. «A la luz de los actuales titulares de las noticias, queremos asegurarnos de que todo el mundo sienta que es el momento adecuado para celebrar con nosotros», dijo Virgin a los invitados en un comunicado. «Entendemos que la gente puede querer centrarse en otras cosas en este momento, por lo que hemos tomado la decisión de reprogramar nuestra próxima parada de la gira y los eventos en la ciudad de Nueva York. Planeamos navegar de vuelta a Nueva York en primavera.»

En su declaración, Virgin dijo que no hay problemas de salud a bordo, y ha reforzado sus protocolos de salud para asegurar el bienestar de los visitantes y la tripulación.

A partir de este abril, el Scarlet Lady saldrá de la capital mundial de los cruceros, Miami, en itinerarios por el Caribe. La marca de rock and roll de la línea, de más de 18 años, tiene como objetivo ofrecer una nueva (y muy diferente) experiencia de crucero para un grupo demográfico adulto.