Un crucero fluvial de American Cruise Lines con más de 160 personas a bordo ha encallado cerca de Canton, Kentucky. Se está evacuando a los pasajeros.

El American Jazz encalló el miércoles tras desviarse del canal principal de navegación y plantarse en un banco de arena a escasos metros de profundidad. La Guardia Costera informa de que el buque está encallado cerca del marcador de la milla 62 del río Cumberland, fuera del canal de navegación, con 120 pasajeros y 54 tripulantes. El buque se encuentra en el lago Barkley, un embalse en el río Cumberland que cruza la frontera entre Kentucky y Tennessee.

No se ha informado de daños, contaminación o lesiones.

«Los vigilantes del Sector Ohio Valley de la Guardia Costera recibieron una llamada el jueves por la mañana de American Cruise Lines indicando que su buque American Jazz había encallado. Una tripulación de la Estación de Guardacostas de Paducah, de 29 pies de eslora, junto con un investigador marino de la Unidad de Seguridad Marina de Paducah, fueron enviados al lugar de los hechos», dijo la Guardia Costera en una actualización.

Un Comando Unificado, compuesto por representantes de la Guardia Costera, el Estado de Kentucky, el Condado de Trigg, y American Cruise Lines están supervisando el desembarco de los pasajeros por los barcos pontones, con barcos de rescate y asistencia cerca para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Se ha establecido una zona de seguridad en tres millas náuticas, desde el punto kilométrico 61 al 64 del río Cumberland, durante el proceso de desembarco.

Se está investigando la causa del incidente.

Un comunicado de American Cruise Lines indicó que el American Jazz está realizando un «Crucero de las Ciudades de la Música» de siete noches desde Memphis a Nashville.

Una actualización de la compañía el viernes dijo que el esfuerzo para reflotar el buque estaba tomando más tiempo de lo esperado:

«Los trabajos para ayudar al American Jazz a salir del banco de arena del lago Barkley están progresando bien, pero el esfuerzo está siendo más largo de lo esperado. Estamos trabajando con los guardacostas para desembarcar a los pasajeros hoy mediante una embarcación auxiliar y hacer que se dirijan a Nashville, donde podrán participar en las excursiones en tierra programadas. No hay daños en el barco, ni contaminación, ni otras áreas de preocupación. American Cruise Lines lleva casi 10 años operando en el lago Barkley y, aunque lamentamos este incidente, esperamos seguir visitando y explorando los maravillosos puertos y comunidades a lo largo del río Cumberland con nuestras pequeñas embarcaciones fluviales.»