Decenas de buques portacontenedores se sientan frente a la costa de Long Beach a la espera de descargar su carga en el Puerto de Los Ángeles en California, Estados Unidos, 25 de febrero de 2021. REUTERS/Mike

La congestión de los puertos de la costa oeste de EE UU podría durar hasta la temporada alta de verano

La mayor congestión portuaria y terrestre en los puertos de la costa oeste de EE.UU. podría durar hasta la temporada alta de verano, según los transportistas marítimos que asistieron a la conferencia virtual TPM21 del JOC esta semana.

El director general de Ocean Network Express (ONE), Jeremy Nixon, y el director general de Hapag-Lloyd, Rolf Habben Jansen, advirtieron de un periodo «difícil» hasta el comienzo de la tradicional temporada alta.

El presidente y consejero delegado de MSC en EE.UU., Fabio Santucci, dijo que creía que las interrupciones de la cadena de suministro en el transpacífico eran «problemas temporales», que se resolverían a largo plazo.

Afirmó que era «muy difícil predecir» cuándo volverían las cosas a la normalidad, dado que los transportistas no habían experimentado la habitual ralentización tras el año nuevo chino y que la «reserva de carga y las proyecciones de MSC eran muy sólidas».

Santucci hizo un llamamiento a la cooperación de todos los actores de la cadena de suministro, siendo la clave para una «situación más equilibrada» la «cooperación y comunicación constante y efectiva con socios, proveedores y clientes».

«Nadie lo vio venir», dijo, refiriéndose al aumento sin precedentes de la demanda de importaciones estadounidenses en la segunda mitad del año pasado. Alrededor de la segunda mitad de julio, MSC empezó a ver un fuerte repunte de la demanda.

«Hablamos con cargadores y clientes en marzo y abril, y nadie previó lo que estaba por venir. Vimos picos de entre el 50% y el 100% del volumen de carga que entraba en EE.UU., especialmente en la costa oeste», dijo, lo que había puesto una «enorme tensión» en un sistema diseñado para manejar un aumento ocasional de la carga, «pero no un aumento sostenido durante más de 30 semanas».

«Hemos estado utilizando todos los buques de nuestra flota y más», dijo Santucci, añadiendo que se habían utilizado «todos los contenedores disponibles», incluso los que necesitaban reparaciones, para aumentar el inventario de equipos.

«No es que no tuviéramos suficientes contenedores o que no hubiera suficientes chasis disponibles, sino que el aumento de la ocupación de las calles y la sobreutilización han estado por encima de la media normal, causando los problemas de la cadena de suministro», añadió.

Para superar la congestión en los centros de contenedores de la bahía de San Pedro, MSC ha buscado algunas «alternativas creativas», desviando la carga a otros puertos de la costa oeste, la costa este y la costa del Golfo.

Según los datos del optimizador portuario Signal del puerto de Los Ángeles, el tiempo medio de espera de los buques en un fondeadero para conseguir un atraque es ahora de casi ocho días, con, por ejemplo, el CMA CGM Elbe, de 9.400 teu, registrado como anclado durante 12 días. Además, cuando los buques consiguen un atraque, las operaciones se ven afectadas por la congestión de las terminales.

«Algunos de nuestros buques permanecen en el muelle durante 11 días para descargar», dijo el Sr. Nixon de ONE.