Jamaica ha adoptado medidas para facilitar los cambios de tripulación y las repatriaciones, ya que el país incluye a la gente de mar en la clase de «trabajadores esenciales» en virtud de su Ley de gestión de riesgo de desastres. El Gobierno de Jamaica dijo que está alentando a los armadores a que hagan los arreglos necesarios, lo antes posible, para repatriar a los marinos cuyo Acuerdo de Empleo de Gente de Mar ha expirado y ha puesto en práctica medidas para apoyar la repatriación de la gente de mar y los cambios de tripulación a través de Jamaica.

Según la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), se estima que 600.000 marinos están a la espera de cambios de tripulación, 300.000 en buques y 300.000 esperando para embarcar. Muchos de los que están a bordo han estado trabajando hasta cuatro meses después de las fechas de su contrato, mientras que los que están esperando para embarcar no suelen recibir salarios, lo que los deja en la ruina financiera.

La Autoridad Marítima de Jamaica (MAJ) estudiará la posibilidad de ampliar el Acuerdo de Empleo de la Gente de Mar para facilitar la continuidad del comercio.

Entretanto, la MAJ ha reanudado los procedimientos normales de expedición y renovación de la documentación de la gente de mar.

El Contralmirante (retirado) Peter Brady, director general de la MAJ, dijo: «La Autoridad Marítima de Jamaica es consciente de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19 y de sus efectos debilitantes en la comunidad mundial. Se han producido algunas mejoras, ya que algunos puertos de todo el mundo han vuelto a abrir sus puertas, y en algunos casos se está repatriando a la gente de mar.

«No obstante, numerosos marinos siguen teniendo dificultades en el mar y se reconoce que sólo una respuesta mundial aliviará las penurias que sufre la gente de mar durante esta pandemia».

Brady añadió que las fronteras de Jamaica se han reabierto para facilitar la reentrada y el tránsito controlados de personas.