El grupo surcoreano de construcción naval Hyundai Heavy Industries (HHI) ha iniciado un proceso regulador en la Unión Europea para obtener la aprobación de la adquisición propuesta de Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering (DSME).

HHI ha presentado su solicitud a la Comisión Europea para hacerse cargo de su rival más pequeño, informó la agencia de noticias Yonhap.

La solicitud será revisada ahora por el regulador antimonopolio, que determinará si la transacción reduciría la competencia en el mercado mundial de la construcción naval.

De acuerdo con los datos sobre fusiones proporcionados por la Comisión Europea, el plazo provisional para la decisión está previsto para el 17 de diciembre de 2019.

En marzo de 2019, HHI firmó un contrato formal para proceder a la adquisición del astillero compatriota DSME. El acuerdo se alcanzó con el prestamista estatal coreano Korea Development Bank (KDB), el accionista mayoritario de DSME con una participación del 55,7 por ciento en la empresa.

En virtud de la operación, el KDB vendería a HHI su participación mayoritaria en DSME, que tiene un valor estimado de 2,16 billones de KRW (1 850 millones de dólares estadounidenses). El banco transferiría sus acciones ordinarias de DSME a HHI y compraría acciones de HHI por valor de 1,5 billones de KRW. Además, el KDB consideraría la posibilidad de proporcionar 1 billón de KRW como un impulso financiero a la DSME .

A finales de octubre, HHI obtuvo la aprobación regulatoria en Kazajstán para el acuerdo de DSME . El grupo está a la espera de las decisiones de los reguladores de Corea del Sur, China, Japón, Singapur y la UE. Una vez que cada uno de los países mencionados dé luz verde a la transacción, HHI se convertirá en el mayor constructor naval del mundo.