Sobre la base de cifras preliminares, las ganancias de Hapag-Lloyd antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) para el año financiero 2020, aumentaron a más de US$3.000 millones. Las utilidades antes de intereses e impuestos (EBIT) aumentaron a alrededor de US$1.500 millones. Así, ambas cifras clave están en línea con las últimas previsiones de ganancias publicadas para el año financiero 2020.

Los principales impulsores de los positivos resultados comerciales fueron mejores tarifas de flete y precios más bajos del combustible, así como el ahorro de costos de aproximadamente US$500 millones producto de la exitosa implementación del Programa de Protección del Desempeño. El EBIT también incluye gastos únicos en el cuarto trimestre de 2020 de alrededor de US$140 millones, principalmente relacionados con la optimización de la flota.

En el año fiscal 2020, los ingresos aumentaron en aproximadamente un 3%, a US$14.600 millones. Lo anterior se debe a una mejor tasa de flete promedio de 1,115 USD / TEU (2019: 1,072 USD / TEU), mientras que los volúmenes de transporte estuvieron ligeramente por debajo del nivel del año anterior, en 11,8 millones de TEUs (2019: 12,0 millones de TEU) o 1,6% más bajo.

El 18 de marzo, Hapag-Lloyd publicará su Informe Anual 2020 con las cifras financieras auditadas y una perspectiva para el año financiero en curso