Golar Power, una empresa conjunta entre Golar LNG y Stonepeak Infrastructure Partners, ha firmado un memorando de entendimiento con Norsk Hydro para desarrollar la primera terminal de GNL en el norte de Brasil.

El proyecto permitirá el suministro de GNL a la planta de refinería Alunorte de Norsk Hydro, situada cerca del puerto de Vila do Conde, en el municipio de Barcarenal.

Alunorte será también el primer cliente operativo de la FSRU de Barcarena que Golar Power planea poner en funcionamiento durante la primera mitad de 2022.

Se espera una decisión final de inversión en el proyecto este año.

La terminal de GNL tiene como objetivo suministrar gas a Alunorte y también a la central térmica Centrais Elétricas Barcarena, que es una filial de Golar Power, previamente contratada por 25 años.

El proyecto cumplirá el compromiso de Norsk Hydro para 2017 con el gobierno del estado de Pará de buscar una solución energética basada en el gas natural para una de las mayores plantas de aluminio del mundo.

«Estamos encantados de ayudar a Norsk Hydro a alcanzar su ambicioso objetivo de sostenibilidad global de reducir las emisiones de CO2 en un 30% para 2030, y al mismo tiempo contribuir a una reducción significativa de los precios de la energía y las emisiones ambientales en toda la región norte de Brasil. El proyecto debería tener el potencial de reducir significativamente los costos de la energía, apoyar un crecimiento industrial ambientalmente responsable y sostenible en toda esta inmensa región, y facilitar el desbloqueo de su dotación de recursos naturales y potencial económico», dijo Eduardo Antonello, CEO de Golar Power.

Golar Power estima un potencial de sustitución de aproximadamente 1,8 millones de toneladas de equivalentes de GNL al año de GLP, gasóleo, fuel y carbón con la terminal.