La Agencia Finlandesa de Infraestructura del Transporte ha lanzado el Calypso, un nuevo concepto de buque rompehielos equipado con una proa híbrida motorizada y desmontable.

El rompehielos está actualmente atracado en el puerto de Mustola, en Lappeenranta, y ha comenzado a operar en el lago Saimaa y en las aguas profundas de los alrededores este invierno.

La proa desmontable, la mayor motorizada del mundo en su tipo, ha sido entregada por el astillero de reparaciones Turku como parte del proyecto Autopistas de Navegación de Invierno del Mar II.

El plan de 7,6 millones de euros, cofinanciado por el programa de la Facilidad de Conexión con Europa de la UE, tiene por objeto desarrollar y mejorar el sistema de navegación marítima invernal y su seguridad durante el invierno.

Uno de sus principales objetivos es la creación de un concepto de proa desmontable de rompehielos motorizado, que permita utilizar buques con hielo reforzado como rompehielos durante el invierno. Esta proa específica es capaz de romper el hielo hasta 70 cm de espesor.

El sistema híbrido-eléctrico de Danfoss Editron alimenta la proa desmontable con dos generadores, construidos como un sistema DC, y dos sistemas de propulsión.

Danfoss dijo que su software EDITRON también reduce el combustible y ofrece una alta eficiencia ya que los generadores diesel del sistema DC pueden ser impulsados a velocidades variables.

El plan de potencia y el sistema de propulsión de la proa desmontable han sido diseñados para ser operados desde la caseta del remolcador de empuje, mientras que la maquinaria puede funcionar sin personal.

«Tenemos operaciones en Lappeenranta, así que podemos ver de primera mano cómo las duras condiciones invernales afectan directamente al transporte marítimo. Este nuevo tipo de proa desmontable hará que toda la industria sea más eficiente y sostenible, ya que permitirá que prácticamente cualquier tipo de remolcador se convierta en un barco rompehielos», comentó Kari Savolainen, Director de Proyectos de Danfoss Editron.

«El hielo del lago Saimaa es más sólido que el hielo marino y puede alcanzar hasta 80 cm de espesor. El desarrollo de este innovador concepto de diseño para la proa desmontable y el equipamiento con su propio sistema de propulsión logrará ahorros en los costos de capital, ya que fletaremos el empujador sólo durante una parte del año», añadió Juuso Kummala, Director de Línea de Industria de Väylä.

Como las temperaturas invernales en Finlandia pueden caer en picado hasta los -30°C, los rompehielos son una necesidad incluso durante los inviernos suaves. La introducción de energía eléctrica híbrida en las operaciones de rompehielos ayudará al país a cumplir su objetivo de reducir las emisiones en un 40% para el 2030 en comparación con los niveles de 1990.