Luis Alberto Veloso es uno de los cuatro marinos abandonados a bordo del MV Onda, de bandera togolesa, que lleva un año sin cobrar. El barco y su tripulación están abandonados en el puerto de Douala, Camerún, por Amin Shipping, una compañía con un historial de no pagar a la tripulación.

«Llevo trabajando en este barco desde el 4 de diciembre de 2019», dice el marino en el vídeo. «Después de un viaje a Níger, tuvimos la suerte de ganar un mes de salario. Después de eso, hasta ahora, no hemos recibido ningún salario».

El armador Mohamed Amin, de la compañía naviera Amin, del Líbano, afirma que está pagando a la tripulación.

Cuatro de los siete miembros de la tripulación alegan que sus firmas en los documentos de recepción de salarios han sido falsificadas. Y dicen que el oficial jefe ha sido abusivo.

«Estamos sometidos a comentarios racistas: ‘malditos negros'», afirma un marino africano que se dirigió a algunos miembros de la tripulación, aportando pruebas fotográficas de los insultos escritos por el oficial.

«El armador no quiere pagar nuestros salarios», escribió, añadiendo que no ha podido pagar su alquiler en casa. «Estamos cansados. Ni siquiera tenemos crédito para llamar por teléfono».

La tripulación pidió ayuda a la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) en septiembre del año pasado. Pero toda la correspondencia con el armador durante los últimos cuatro meses ha resultado inútil.

Representantes del sindicato subieron a bordo del buque y confirmaron las infracciones del Convenio sobre el Trabajo Marítimo. Los marinos estaban cocinando pescado en fuegos de leña en la cubierta y recogiendo agua de lluvia para sobrevivir. La ITF ha tenido que intervenir y proporcionar provisiones de emergencia a la tripulación en dos ocasiones.

«El armador sigue poniendo todo tipo de excusas y el Estado de abanderamiento no cumple con sus responsabilidades», afirma Steve Trowsdale, Coordinador del Cuerpo de Inspectores de la ITF. «No hace más que evadirnos».

tripulación a bordo del MV Onda se ha visto obligada a cocinar el pescado en fuegos de leña y a recoger agua de lluvia
Créditos de la imagen: ITF

Amin ha escrito que no ha podido transferir dinero desde el Líbano debido a la crisis económica y a Covid-19. Dice que ha volado a Camerún para pagar a la tripulación.

«La gente de aquí sabe si estamos proveyendo a vsl [buque] de comida y agua y aceite de gaz», escribió Amin a la ITF en enero, negando cualquier robo o falsificación de salarios.

«Antes de ayer adelantamos a la tripulación con algo de dinero en efectivo como hicimos también los últimos 10 días», añadió por correo electrónico a la ITF. «Así que supongo que hay que refrescar la información.

A Trowsdale le preocupa que Amin esté pagando las reparaciones del barco y sospecha que el propietario está intentando arreglar el barco para poder trasladarlo o venderlo.

Veloso y los demás marinos del MV Onda quieren irse. Tres de ellos viven en la localidad, pero saben que una vez que abandonen el buque y éste zarpe, sus posibilidades de cobrar los salarios pendientes son casi nulas. Amin acaba de pagar unos 1.600 dólares en efectivo a los cuatro marinos, pero aún se les debe el salario.

Las provisiones son escasas a bordo del MV Onda. La ITF ha tenido que intervenir y proporcionar provisiones de emergencia a la tripulación en dos ocasiones.

Créditos de la imagen: ITF

En correspondencia con el propietario del buque, el registro de Togo exigió pruebas del pago de los salarios y las provisiones de la tripulación. Pidieron cuentas a los propietarios por la falsificación del seguro y la clasificación del buque, y la ITF denunció el abandono de la tripulación ante la Organización Internacional del Trabajo. Pero el Estado de abanderamiento aún no ha cumplido su promesa del 25 de septiembre de suspender o expulsar al buque de su registro.

Trowsdale afirma que el registro togolés no ha hecho su trabajo.

«Este buque ha navegado sin seguro y sin clasificación durante los últimos años, ¿por qué no han tomado medidas al respecto y por qué no han actuado para apoyar a los marinos a bordo?», se pregunta Trowsdale.

Dijo que la ITF fue la primera en descubrir la documentación fraudulenta del MV Onda. En los documentos del buque figura Al-Bahrain Insurance, en el Líbano, como su aseguradora P&I, pero confirmaron que no han proporcionado seguro para el buque desde 2016. Los documentos del buque que citan a la Oficina Internacional de Estudios Navales como su clasificación tampoco se sostienen.

Amin afirma que no hay gente de mar a bordo, solo vigilantes que no tienen certificación ni libretas de marinero. Pero la ITF ha verificado que los cuatro tripulantes son, de hecho, marinos cualificados.

La tripulación del MV Onda ha tenido que recoger agua de lluvia en la cubierta oxidada del barco para sobrevivir
Créditos de la imagen: ITF

El actual caso de explotación no es la primera vez que los marinos empleados en el MV Onda han tenido que denunciar al armador por abuso de la tripulación. En diciembre de 2018, la tripulación india a bordo del Onda dijo que se les negaba la paga y las raciones. Un marino, Mohammed Jubeen Khan, dijo a los medios de comunicación que Amin se negó a pagar su salario durante 18 meses. Al igual que Veloso, los compañeros de Khan se vieron obligados a recoger agua de lluvia para sobrevivir. Cuando se negaron a abandonar el barco sin su paga, Amin les amenazó con encarcelarlos.

Una vez más, la tripulación a bordo del MV Onda está decidida a enfrentarse a Amin Shipping.