FMC se preocupa por el acuerdo de terminal de Puerto Rico

Un acuerdo presentado ante la Comisión Marítima Federal que permite una empresa conjunta entre dos terminales adyacentes en el Puerto de San Juan, Puerto Rico, entrará en vigor el 29 de agosto. Sin embargo, la preocupación por el acuerdo y su impacto en el mercado llevará a la FMC a adoptar un plan de supervisión más vigoroso que su programa tradicional de monitoreo.

Bajo los términos del Acuerdo de Trabajo Cooperativo de Puerto Nuevo Terminals LLC (Acuerdo FMC No. 201292), las compañías operadoras de terminales marítimas Luis Ayala Colón (LAC) y Puerto Rico Terminals (PRT) formarán una nueva compañía (Puerto Nuevo Terminals o PNuevoT) con sus unidades de membresía mantenidas al 50/50 por los dos propietarios. PNuevoT adquirirá todos los acuerdos de servicios de terminal, arrendamientos de terrenos, grúas, equipos de astilleros y otros activos relacionados de LAC y PRT.

A partir de entonces, PNuevoT, a través de su equipo único de gestión y junta directiva, negociará y firmará todos los acuerdos de servicios de terminal, compra o arrendamiento de grúas y otros equipos de patio, coordinará la mano de obra para la estiba en el muelle y todos los demás asuntos relacionados con el funcionamiento normal de una terminal de contenedores marítimos.

LAC y PRT se retirarán de ese negocio dejando PNT y la terminal de contenedores de Crowley como los únicos dos operadores de terminales de contenedores en San Juan, Puerto Rico.

La Comisión teme que, una vez que el acuerdo entre en vigor y entre en funcionamiento el nuevo PNuevoT, la consiguiente reducción de la competencia pueda dar lugar a una reducción irrazonable de los servicios de transporte o a un aumento irrazonable de los costes de transporte.

La Comisión dice que aprecia que el mercado de Puerto Rico es servido por un número limitado de transportistas marítimos nacionales e internacionales que transportan un volumen relativamente bajo de comercio en comparación con las grandes áreas portuarias continentales.

También aprecia el actual exceso de capacidad en los servicios de las terminales y el deseo de racionalizar los servicios y obtener eficiencias mediante el acuerdo. La Comisión también toma debida nota de que muchas partes en todo el Estado Libre Asociado de Puerto Rico presentaron comentarios que expresaban serias preocupaciones sobre el impacto potencial en la competencia, así como sobre los costos y opciones de transporte bajo este acuerdo.

Sin embargo, la Comisión también reconoce la concesión negociada de las partes para mantener los niveles actuales de tarifas de 2019 hasta 2020, con las excepciones limitadas de cambios en las tarifas laborales, recargos de seguros atribuibles a desastres naturales, o un factor de ajuste de costos de energía basado en el costo real de combustible y/o electricidad.

Aunque permite que el acuerdo entre en vigor, la Comisión tiene la intención de examinar las opciones disponibles para asegurarse de que no infringe la Ley de Transporte Marítimo. El Presidente de FMC, Michael Khouri, declaró: «La Comisión no llegó a un consenso sobre la cuestión del umbral de si el acuerdo entra dentro de la jurisdicción de la Ley de Transporte Marítimo.

Luego, una mayoría no pudo determinar que tenemos suficiente información y evidencia en este momento para ir a la Corte Federal a buscar una orden judicial para evitar que este acuerdo entre en vigor. Entendemos lo que las partes están tratando de lograr, pero sigue habiendo serias preocupaciones acerca de la aplicación del acuerdo. La Comisión tomará las medidas necesarias para asegurar que el acuerdo no se aplique de manera que viole la Ley de Navegación».

Related Articles

- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos

Share This