El constructor naval italiano Fincantieri ha negado los informes según los cuales las autoridades de defensa de la competencia de la UE iniciarían un nuevo análisis en profundidad de la propuesta de adquisición del rival francés Chantiers de l’Atlantique.

«Fincantieri desaprueba enérgicamente estos rumores, que también han afectado negativamente el precio de sus acciones hoy», dijo el astillero en una declaración el 29 de octubre de 2019.

Tras un examen preliminar de la operación por parte de la Comisión Europea, la autoridad de competencia decidió supuestamente continuar con una investigación antimonopolio a gran escala. Al regulador le preocupa que el acuerdo afecte significativamente la competencia dentro de la Unión Europea al reducir el número de competidores de tres a dos, reportó Reuters.

«Fincantieri expresa su firme desaprobación de tal decisión, si se confirma, particularmente en el caso de que se base en la supuesta reducción de los jugadores europeos de tres a dos», añadió la empresa italiana.

«Tras la transacción, todavía habría tres constructores de cruceros en Europa, frente a los cuatro actuales», señaló Fincantieri.

En febrero de 2018, Fincantieri firmó la adquisición de Chantiers de l’Atlantique, antigua STX France. Según el acuerdo, Fincantieri asumirá el 50 por ciento de la propiedad de Chantiers de l’Atlantique, con un 1 por ciento adicional que se tomará prestado del Estado francés. El Estado francés asumirá el 33,34 por ciento, el Grupo Naval el 10 por ciento, los empleados de las empresas hasta el 2,40 por ciento y las empresas locales hasta el 3,26 por ciento.