España ha legislado que la gente de mar son trabajadores claves en un movimiento que tiene como objetivo garantizar la circulación por los puertos españoles.

El estado de emergencia fue declarado en España a principios de este año, y posteriormente ha sido prorrogado tres veces, permaneciendo en vigor hasta el 10 de mayo. La nación ha estado bloqueada, pero siguiendo la recomendación de la OMI de asegurar el transporte marítimo y las operaciones portuarias durante la pandemia del COVID-19 y designar a la tripulación como trabajadores claves que proporcionen un servicio esencial, el Ministerio de Transportes español aprobó la Orden TMA/374/2020 el 28 de abril.

La orden establece la documentación necesaria para permitir a los marinos cambiar de tripulación en España y regresar a sus países de origen o embarcar en un buque que haga escala en un puerto español. Los marinos tendrán que presentar:

  • Certificado de aptitud o competencia o Documento de identidad de la gente de mar o Libreta de desembarco.
  • Acuerdo de empleo o carta de nombramiento. Esta documentación incluirá, al menos, el nombre del buque y su bandera, el puerto donde se encuentra el buque y la fecha estimada de embarque/desembarque.

El Ministerio de Sanidad español informó el sábado que el número de muertos de COVID-19 ha superado los 25.000. El número total de casos positivos reportados excede ahora los 216.000; este es el número más alto de casos en un país europeo, pero las autoridades están comenzando a aflojar las restricciones de cierre ya que se cree que el número de casos ha llegado a su máximo.