El propietario del Ever Given, el carguero que se quedó atascado en el Canal de Suez durante una semana y desencadenó una crisis marítima internacional que obstaculiza el comercio mundial, se enfrentará a varias demandas judiciales.

El MV Ever Given, de 400 metros de eslora, estuvo atascado en el Canal de Suez durante varios días el pasado mes de marzo. Cerró la ruta en ambas direcciones y perjudicó gravemente el comercio mundial.

Según Bloomberg, la magnitud de los futuros litigios contra los propietarios del buque quedó al descubierto en una vista judicial en Londres. Los abogados obtuvieron una orden judicial para dejar en suspenso cualquier posible reclamación durante dos meses.

Dos filiales de Shoei Kisen Kaisha Ltd., propietaria del portacontenedores, y Evergreen Group, un conglomerado taiwanés que lo explotaba en régimen de fletamento a largo plazo, solicitaron a un juez londinense la suspensión.

A principios de este año, obtuvieron otra orden que limitaba algunas reclamaciones contra el buque a 84 millones de libras (116 millones de dólares).

MV Ever Givenn
Créditos de la imagen: Karim El-Gawhary / @Gawhary – Twitter

Stewart Buckingham, el abogado del propietario del buque Ever Given, dijo que esperan que se presenten más reclamaciones por parte de propietarios individuales de buques de carga. Esta suspensión del procedimiento permitirá agrupar las reclamaciones relacionadas y superpuestas, limitando los costes legales y, al mismo tiempo, ahorrando tiempo al tribunal.

«La posición del buque era tal que no son responsables en absoluto del incidente de encallamiento ni de ninguna de sus consecuencias», declaró Buckingham en una presentación judicial.

Cuando el buque se atascó, estaba siendo conducido por un piloto del Canal de Suez, que antes había tomado el relevo del piloto del puerto que conducía el barco desde el fondeadero de Suez hacia el canal, afirmó Buckingham.

Los propietarios también sostienen que no hubo heridos ni muertos, ni se produjo contaminación alguna por el incidente. Además, sólo se produjeron daños menores en la proa del buque como consecuencia del incidente.

Cualquier reclamación presentada en el Reino Unido tardará años en llegar a un resultado. Sin embargo, el arbitraje puede resolver algunos casos, lo que constituye una alternativa adecuada a las largas y costosas batallas judiciales.

Referencia: japantimes.co.jp