Wärtsilä ha sido el primero en obtener una solución de módulos de potencia híbrida. El Wärtsilä HY es el primer modelo de potencia híbrida de la industria marítima, y ahora está operativo en el Vilja, un remolcador de escolta propiedad del puerto sueco de Luleå. El remolcador fue construido en los astilleros Gondan en Asturias, España.

La solución ha sido desarrollada para remolcadores y presenta características de funcionamiento que incluyen el «modo verde» con cero emisiones y sin ruido, un «aumento de potencia» que proporciona una mayor fuerza de tracción que cualquier otra solución convencional de tamaño comparable, y un «funcionamiento sin humo» incluso durante el arranque de los motores principales.

Durante las pruebas, el remolcador rompehielos logró un tirón de 100 toneladas, al tiempo que producía aproximadamente un 20 por ciento menos de emisiones que un buque convencional comparable.

El Sistema de Gestión de Energía que controla la funcionalidad ha sido afinado en base a los datos adquiridos durante un año de operaciones de campo. Está diseñado para hacer frente de forma eficiente a los cambios drásticos de las condiciones de funcionamiento. En Luleå, el barco alternará entre las operaciones normales de verano y el trabajo en hielo de un metro de espesor durante los meses de invierno. Disponer de un sistema de gestión de la energía adaptado tiene como objetivo garantizar la capacidad del remolcador para mantener el máximo rendimiento de eficiencia en ambas situaciones.

«Este buque es el remolcador más potente que opera con propulsión híbrida y puede considerarse como un punto de referencia en la nueva era de la navegación moderna», dice Giulio Tirelli, Director de Ventas e Inteligencia de Negocios de Wärtsilä Marine.