El sector de los cruceros de expedición sigue lanzando buques más limpios y ecológicos, y con Le Commandant Charcot de Ponant, a principios de este mes, se ha presentado el primer buque de exploración híbrido-eléctrico del mundo.

Con un buque de expedición avanzado construido expresamente, Ponant ha introducido ahora un nuevo nivel de lujo para aquellos huéspedes que quieran desembolsar más de 34.000 euros por un viaje de dos semanas que les lleve a los lugares más recónditos de los hemisferios norte y sur.

Le Commandant-Charcot es el primer buque híbrido-eléctrico, único en su género, destinado a la exploración polar. Funciona con gas natural licuado. La última incorporación a la flota de Ponant, Le Commandant Charcot, llegó al Polo Norte, pocos días después de que el buque zarpara de Longyearbyen, Svalbard, alrededor de las 10:38 de la mañana del lunes. En esta época del año se registra la menor extensión de hielo marino y el sol de medianoche no se pone antes de finales de septiembre.

Durante la próxima temporada, se espera que el buque traiga más pasajeros en el mismo recorrido con cuatro salidas previstas desde Longyearbyen en el periodo comprendido entre principios de julio y finales de agosto.

Con una capacidad para 235 tripulantes y unos 270 huéspedes, el buque construido en Noruega por Aker Arctic cuenta con un spa interior, una piscina, algunos restaurantes panorámicos y una serie de suites con balcones privados y algunas con jacuzzi.

Los nuevos buques de crucero siguen engrosando la lista de los actuales cruceros de expedición sobre hielo destinados a las aguas del Ártico. Ponant tiene algunos buques más que aún no se han incluido en la flota.

Puede parecer una paradoja, pero el calentamiento global abre más las aguas del Ártico para los buques que traen a los turistas que desean ver el hielo marino antes de que desaparezca todo.

Referencia: Ponant.com