El chocolate es la última víctima de la congestión portuaria

Por Ange Aboa (Reuters) Las entregas de granos de cacao en los dos principales puertos de Costa de Marfil se han ralentizado en las últimas semanas debido a que una crisis energética ha afectado a las industrias de la principal nación productora de cacao del mundo, dijeron el jueves los exportadores y funcionarios de las cooperativas de cacao.

La falta de contenedores de transporte debido a la pandemia también ha contribuido a la ralentización, obligando al regulador del cacao de Costa de Marfil, el Consejo del Cacao y el Café (CCC), a limitar la emisión de documentos que autorizan las entregas de granos en los puertos para su envío.

Esto ha provocado una acumulación de más de 80.000 toneladas de granos en los almacenes de las explotaciones agrícolas y en los depósitos, a la espera de ser enviados a los puertos, dijeron los funcionarios, solicitando el anonimato porque no están autorizados a hablar.

«No hemos podido entregar el cacao en el puerto porque no podemos conseguir el conocimiento de embarque. Cuando haces la solicitud, el sistema de la CCC la rechaza al cabo de unos días», dijo a Reuters un director de una cooperativa de cacao con sede en Soubre, en el corazón del cinturón de cacao del país.

El director dijo que la cooperativa tiene unas existencias de 700 toneladas de cacao desde hace 45 días.

Las llegadas de cacao a los dos puertos del país se redujeron a unas 14.000 toneladas esta semana, frente a las 26.000 toneladas de finales de junio.

La CCC declinó hacer comentarios.

Dos altas fuentes de la CCC dijeron a Reuters que el regulador había pedido a los exportadores que sólo recogieran los granos en los puertos que estuvieran listos para enviar debido a la falta de almacenamiento.

«La CCC nos ha pedido que sólo aceptemos conocimientos de embarque que podamos descargar para evitar colas fuera de nuestras fábricas», dijo un director comercial de una empresa exportadora de cacao europea con sede en Abiyán.

Las fuentes de la CCC y los exportadores afirmaron que el regulador ha emitido la directiva porque el racionamiento de la electricidad ha provocado un descenso de la capacidad de molienda y procesamiento del cacao, lo que ha creado la acumulación de existencias.

La molienda de cacao cayó un 22% en junio, mientras que la exportación de granos y productos semiacabados de cacao descendió un 23% interanual debido a la escasez de contenedores en los puertos de Abiyán y San Pedro. Mientras tanto, los costes de los fletes se han duplicado, según los exportadores.

Otro director de una empresa exportadora dijo que habían perdido diez barcos en los últimos dos meses por la falta de contenedores. Un cargador con sede en Abiyán dijo a Reuters que se espera que la situación de escasez de contenedores se alivie hacia febrero de 2022.

«No podemos exportar el cacao que tenemos porque no hay contenedores. El flete se ha duplicado con creces pero, a pesar de ello, no hay contenedores, por lo que estamos acumulando existencias aquí y nos vemos obligados a ralentizar nuestras actividades», dijo un tercer director de una empresa exportadora internacional en Abiyán.

Related Articles

- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos

Share This