El Canal de Panamá reduce la fuerza laboral y las cancelaciones de reservas aumentan

Se prevé que el Canal de Panamá funcionará con una plantilla reducida durante al menos 14 días, y se ha producido un aumento de las cancelaciones de reservas, principalmente del sector de los cruceros.

El administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, dijo en una videoconferencia el viernes que la vía acuática está operando con una fuerza de trabajo de 3.600 de sus 10.000 empleados, como parte de las medidas temporales y más recientes adoptadas por el Canal para hacer frente a la pandemia mundial de COVID-19. Esto continuará durante al menos 14 días.

Hasta el 26 de marzo, el Canal ha confirmado siete casos positivos de coronavirus. 200 personas están en aislamiento voluntario y otros 600 trabajadores están siendo obligados por el Ministerio de Salud a poner en cuarentena sus hogares debido al contacto con familiares o cónyuges enfermos.

La mayoría de los trabajadores han sido enviados a casa durante dos semanas de vacaciones, mientras que otros trabajan a distancia, y los que forman parte de la operación diaria en el tránsito de los buques son y serán asignados a trabajar con las mismas tripulaciones para tener la opción de aislar a todo el grupo, en caso de que haya un nuevo caso de COVID-19.

La administración del Canal y los trabajadores están discutiendo la posibilidad de hacer cambios en la rotación de turnos, con el objetivo de tener menos personas expuestas durante el tránsito de cada buque.

Vásquez dijo que hasta la fecha se han cancelado 52 tránsitos: 35 corresponden a cruceros y 17 a otro tipo de embarcaciones, como contenedores, que representan uno de los segmentos más importantes del Canal.

Añadió que no podía decir cuál será el impacto de COVID-19 en las operaciones del Canal ya que la situación «tiene apenas dos semanas». «El mercado no ha reaccionado con toda su fuerza». Dependerá de la contención mundial del brote, de las medidas adoptadas por los puertos de los Estados Unidos y de la rapidez con que se reactiven las zonas de producción e industriales de Asia. «Lo que está sucediendo en la costa este de los Estados Unidos aún no está claro para nosotros», dijo

Sin embargo, «la economía va a ser más lenta, en consecuencia, el funcionamiento del Canal de Panamá se va a ver afectado negativamente». «Esperaremos hasta finales de abril para tener una evaluación más clara de la situación».

«La crisis del coronavirus es muy diferente a cualquier otra que hayamos visto anteriormente. Seguiremos trabajando para poder asignar recursos de forma segura, cumpliendo con las normas de salud para atender a los clientes», dijo Vásquez.

Related Articles

- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos

Share This