El buque hospital USNS Mercy ha llegado al Puerto de Los Ángeles trayendo consigo 1.000 camas de hospital, 800 empleados médicos, salas de emergencia y unidades de cuidados intensivos para proporcionar ayuda a los hospitales de la costa abrumados por la pandemia COVID-19.

El USNS Mercy, operado por el Comando Militar de Transporte Marítimo de la Marina de los EE.UU., partió de la Base Naval de San Diego el lunes con más de 800 miembros del personal médico y de apoyo de la Marina y más de 70 marineros del servicio civil.

El barco servirá como hospital de referencia para los pacientes que no sean de COVID-19.