La administración Trump está preparando sanciones contra hasta 50 buques tanqueros de petróleo y combustible como parte de un esfuerzo por cortar el comercio entre Irán y Venezuela.

Las sanciones se impondrían a través del Departamento del Tesoro y tienen por objeto evitar un enfrentamiento militar de los Estados Unidos con los países, dijo una persona con la condición de mantener el anonimato.

La administración Trump está tratando de disuadir el apoyo de Irán al presidente venezolano Nicolás Maduro, quien el mes pasado defendió el derecho al «libre comercio» con Irán. Ambos países están bajo las paralizantes sanciones de los Estados Unidos.

Apuntar a los petroleros marcaría una escalada de los esfuerzos de los EE.UU. para interrumpir el comercio y el dinero que fluye entre los dos países a medida que forjan una relación cada vez más estrecha.

Los Estados Unidos también están sopesando las sanciones a una empresa dirigida por el empresario colombiano Alex Saab Moran, que tiene vínculos con el régimen de Maduro, dijo la persona. El Wall Street Journal reportó el programa ampliado el martes pasado.

Una portavoz del Departamento del Tesoro se negó a hacer comentarios.

Venezuela, hogar de las mayores reservas de petróleo del mundo, está casi sin gasolina después de años de mala gestión y de sanciones de EE.UU. sobre su petróleo. En los últimos meses, las autoridades han impuesto racionamiento en las gasolineras de todo el país, entregando el control al personal militar.

El líder socialista Maduro agradeció recientemente al presidente iraní Hassan Rouhani y al líder supremo Ayatollah Khamenei, por las entregas, diciendo que Venezuela tiene «amigos buenos y valientes» en el mundo. Defendió el convenio como parte de un acuerdo de cooperación previo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán ha dicho que cualquier intento de EE.UU. de detener el comercio será recibido con «una respuesta rápida y decisiva».