Como ejemplo de las medidas que las líneas de cruceros están tomando al reducir sus operaciones, los buques de cruceros Columbus y Vasco da Gama intercambiaron sus pasajeros europeos y australianos en el mar el miércoles para que todos pudieran regresar a casa.

La inusual operación de transferencia estaba prevista originalmente en el puerto de Phu My, en Vietnam, donde los dos buques tenían previsto cargar combustible y provisiones mientras intercambiaban pasajeros. Sin embargo, CMV dijo en un comunicado el martes que se le había concedido permiso para llevar a cabo la operación frente a la costa de Phuket en su lugar.

«A la luz de los continuos cierres de fronteras y cancelaciones de vuelos, para repatriar a todos los pasajeros tan cerca de su país de origen como sea posible y garantizar un viaje seguro en adelante, transferiremos a los nacionales europeos de Vasco da Gama a Columbus, así como a cualquier nacional australiano y neozelandés de Columbus a Vasco do Gama», dijo CMV. «Vasco da Gama procederá entonces hacia Fremantle, Australia, para desembarcar finalmente los pasajeros alrededor del 27 de marzo. Columbus procederá entonces hacia Londres para desembarcar finalmente los pasajeros alrededor del 13 de abril. Debido al cierre de los puertos, no hay opción para que los pasajeros desembarquen el barco en ningún otro puerto que no sea Londres o Fremantle».

CMV dijo que están trabajando con el gobierno australiano y su Fuerza de Fronteras, y tiene el entendimiento de que el buque estará exento del cierre de puertos de Australia. Los detalles de los procedimientos de desembarco están aún pendientes.