El puerto de aguas profundas de Posorja, en Ecuador, ha comenzado a operar después de que la primera fase del proyecto de desarrollo portuario se completara hace dos meses.

El operador portuario DP World ha invertido 538 millones de dólares en la primera fase, mientras que se espera que el proyecto global cueste 1.200 millones de dólares.

Se espera que Posorja acoja un volumen anual de 750.000 TEU tras la finalización de la primera fase.

DP World dijo que el proyecto replicará el puerto Jebel Ali de Dubai y el congelador, convirtiendo a Ecuador en un centro comercial y logístico para la costa oeste de Sudamérica, y abriendo una puerta de entrada para los grandes buques portacontenedores con capacidades que superan los 10.000 TEUs.

La segunda fase del proyecto será el desarrollo de «Posorja ZEDE», una zona económica especial (ZEE) para empresas marítimas, logísticas y de industria ligera.

Una vez finalizadas las obras, Posorja contará con un puerto de aguas profundas con una capacidad de 1,5 millones de TEUs, además de una autopista de acceso de 21 km y un canal de acceso marítimo de 21 millas náuticas de 16,5 metros de profundidad.

El Puerto de Posorja es una asociación estratégica entre el sector público y el sector privado. DP World es responsable del diseño, financiación, construcción y operación de la instalación durante un período de 50 años, tras el cual el puerto será entregado al Estado.

«El nuevo puerto y zona económica especial mejorará significativamente la competitividad global de Ecuador y posicionará al país como un centro de negocios dinámico para la costa oeste de Sudamérica, siguiendo el modelo que ha sido probado en Dubai y alrededor del mundo», comentó Sultan Ahmed Bin Sulayem, Presidente y CEO del Grupo, DP World, durante una visita a la instalación.