La victoria de Joe Biden y su ascenso a la presidencia de EE.UU. se produjo en un momento en el que las tarifas de los portacontenedores estaban, y siguen estando, por las nubes, con una demanda de buques que se dispara a nivel mundial después de la cuasi paralización de las operaciones el primer semestre del año pasado. Después de experimentar ganancias récord en el tercer y cuarto trimestre de 2020, se espera que el sector portacontenedor siga recuperándose a medida que avanza 2021, reporta VesselsValue.

Los segmentos que mejor se han comportado han sido los de mayor tamaño. Es así como las tarifas de los portacontenedores Post-Panamax alcanzaron los US$36.000 a principios de enero de 2021, un 20% más que en el mismo periodo del año pasado. También es evidente que las tarifas de enero de 2021 para los segmentos Sub-Panamax subieron un 50% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Estas sólidas condiciones de mercado se han extendido a los segmentos más pequeños (Handysize a Feedermax), que han visto aumentar las tarifas desde el comienzo del tercer trimestre de 2020, pero a una velocidad más lenta que los segmentos más grandes.

Demanda en EE.UU.: Recuperación

Junto con las tarifas saludables en todo el sector, las millas/carga de los portacontenedores han estado creciendo en general en los EE.UU. desde el primer trimestre de 2020, alcanzando máximos históricos. Las millas/carga combinan las distancias reales navegadas por cada buque y las estimaciones de los volúmenes de carga (número de portacontenedores) para indicar la verdadera demanda de buques.

A principios de 2020, debido a la aparición del Covid-19, las millas/carga se recuperaron rápidamente después de febrero de 2020, ya que muchos países asiáticos (especialmente China) contuvieron el virus y reiniciaron sus operaciones, junto con el aumento de la demanda en los EE.UU. a medida que se aliviaban cierres a causa de las cuarentenas. Un peak en las millas/carga en EE.UU. se observó en octubre, alcanzando los 17.900 millones TEUs-MN, que fue un 23% más alto que los niveles de 2019. Desde entonces, las millas/carga cayeron marginalmente en noviembre y diciembre, pero se mantuvieron altas.

Según VV, para entender completamente esta recuperación, se debe averiguar dónde se originan las importaciones estadounidenses. En el último año las exportaciones de China han sido el principal motor de la demanda de contenedores en EE.UU., seguido de cerca por las exportaciones de Corea del Sur. Se espera que el enfoque menos proteccionista de Biden con respecto a China siga apoyando este flujo comercial subyacente (en lugar de obstaculizarlo potencialmente mediante aranceles). Cualquier signo que muestre Biden de mejorar las relaciones con China es un buen augurio para mantener la salud actual del mercado de contenedores.

Biden favorece importaciones de EE.UU.

Para analizar con más detalle el flujo comercial entre China y Estados Unidos, VV observa la capacidad total en la ruta desde principios de 2019, donde el crecimiento de la capacidad superó los niveles de 2019 en junio de 2020, creciendo a un ritmo impresionante hasta septiembre para estabilizarse. En los últimos meses de Trump, la dependencia de EE.UU. de China para los equipos médicos relacionados con Covid-19 mantuvo las importaciones altas, a pesar de la imposición de arancele. Se espera que esta demanda continúe al menos hasta que se produzcan las vacunaciones generalizadas, bien entrado el primer año de Joe Biden.

Hasta el momento, Biden mantiene ocultas sus cartas con respecto al levantamiento de cualquier arancel. Sin embargo, según VV, su tono político sugiere un enfoque mucho más colaborativo con los aliados comerciales, y ha prometido emprender una revisión detallada de los acuerdos actuales. Esto podría dar lugar a un ablandamiento de los acuerdos comerciales con China, lo que podría dar lugar a un aumento de las importaciones de contenedores en los EE.UU., aspecto que se debilitó durante el mandato de Trump en general. Además, la promesa de Biden de dar prioridad al gasto de estímulo es también una señal positiva para la demanda de contenedores. El fomento del gasto y el consumo online no sólo mejorará probablemente la economía estadounidense, sino que también tendrá efectos en los flujos comerciales mundiales, ya que EE.UU. seguirá recibiendo bienes de China y de Oriente.

Sin embrago aún existen incertidumbres. Las políticas de Biden también hacen hincapié en la inversión en la fabricación nacional de EE.UU., similar a algunas de las nociones de Trump. Si EE.UU. aumentase su producción, esto podría dar lugar a una disminución de algunas de las importaciones en contenedores de las que EE.UU. depende actualmente. Sin embargo, teniendo en cuenta los anteriores intentos de Trump de reactivar la fabricación estadounidense, cualquier cambio importante sería a largo plazo, siendo poco probable que afecte a la demanda estadounidense a mediano plazo.

Proyecciones

Para VV, el mercado de contenedores va bien y la victoria de Biden es una señal prometedora para mantener este éxito. Muchas de las políticas de Trump se inclinaban a restringir los flujos de contenedores en lugar de hacerlos crecer. Por el contrario, se espera que las políticas de Biden favorezcan la mejora de las relaciones con los socios comerciales y respalden el gasto de EE.UU., especialmente importante a raíz del Covid-19. Con la puesta en marcha de programas de vacunación en muchos países, es probable que la demanda de contenedores siga aumentando a medida que se recuperen las economías y se suavicen los cierres, lo que mantendrá fuertes los volúmenes de la ruta Transpacífico.