Los barcos que transportan carga desde el centro de cereales de Rosario en Argentina a través del río Paraná están teniendo que reducir sus cargas después de que el colapso de una orilla obstruyera el canal de navegación, dijeron los exportadores.

Las dragas están trabajando en el Paraná, al sur del complejo de Rosario, para tratar de restablecer la profundidad de agua necesaria para el tráfico, pero por el momento no tienen una estimación de cuándo se podrán reanudar las operaciones normales en la «superautopista» de los granos.

«Los barcos no pueden salir porque no tienen el margen de seguridad adecuado», dijo a Reuters Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM), diciendo que los barcos tenían que reducir el peso de su carga para poder pasar.

«Un barco suele transportar unas 50.000 toneladas de grano. Se trata de unas 11.000 toneladas menos por barco», añadió.

Argentina es el tercer exportador mundial de soja y maíz, así como su principal proveedor de harina de soja para la alimentación del ganado, utilizada para engordar cerdos, ganado vacuno y aves de corral desde Europa hasta el sudeste asiático.

La interrupción de los envíos desde Argentina puede hacer que los flujos comerciales mundiales se desvíen, ya que los importadores recurren a proveedores rivales como Brasil y Estados Unidos para llenar los vacíos de suministro.

Alrededor del 80% de las exportaciones agrícolas y agroindustriales del país se envían desde la región de Rosario.

El nivel del agua del río Paraná ya ha descendido a un mínimo de casi 50 años, lo que obstaculiza el tráfico de exportaciones y ha causado a la industria local pérdidas por valor de 244 millones de dólares en los últimos cuatro meses.

Gustavo Idigoras, jefe de las cámaras nacionales de exportadores y procesadores de granos (CIARA-CEC), dijo que el colapso de la ribera del río estaba exacerbando una situación ya difícil para los operadores en la temporada alta de exportación de soja y sus subproductos, y para el maíz.

«Los buques que ya estaban cargando en las 32 terminales de esa zona están cargando aún menos de lo que cargaban antes», dijo.